Viaje a Francia en 2016

jueves, 1 de octubre de 2015

Ni en serio mi en broma: Lo que escondía la felicidad de Albano. Detrás de la dicha del ogro emprendedor siempre hay un gran explotado/a. Pero la felicidad también incluye un vaso de vino y un buen bocata

"Nada resulta tan subversivo y repugnante para el capitalismo posmoderno -ese torbellino económico que nos exige derribar cualquier barrera familiar, moral, estética o política- como como los intentos de construir nuevos proyectos sociales a partir de lo que ya somos y siempre hemos sido: hijos, madres, novios, vecinos, amigos, compañeros... renunciar a un ascenso por principios éticos, apoyar solidariamente a un compañero de trabajo o resistirse a mudarse allí donde lo ordene el mercado son herejías insoportables para los apóstoles de los márgenes de beneficio" (p. 96-97).
"Dostoievski plantea a los proyectos anticapitalistas un desafío desgarrador. la subordinación de las sociedades autoritarias y patriarcales es inaceptable, es cierto. deseamos vivir nuestra vida individual con autonomía, como un proyecto que debemos construir y dotar de sentido. Pero, por otro lado, es imposible desarrollar un autético proyecto de emancipación política en un contexto social fragmentado. Las relaciones sociales débiles o puramente formales, como la ciudadanía, no son suficientes para que la democracia radical dé lugar a una vida buena digna de tal nombre. La transformación  política liberadora tiene condiciones sociales que la propia liberación dinamita" (p.105).
¿No es en el fondo absurda la idea de que "elegimos" a nuestras parejas sentimentales, con las que construimos una vida en común? ¿En qué catálogo las escogemos? Lo característico de los vínculos  interpersonales profundos es en realidad que no son ni imposiciones  -como los matrimonios acordados- ni meras expresiones de preferencias.. Lo mismo ocurre con algunas de las experiencias que consideramos más valiosas y características de una nueva vida. Nadie prefiere levantarse por la noche para preparar un biberón a un bebé, nadie prefiere participar en una aburridísima asamblea política, nadie prefiere salir a correr bajo la lluvia. Yo diría que ni siquiera nadie refiere exactamente leer a Proust en vez de encender la tele para ver "Gran hermano" (p. 203).
Rendueles, César, Capitalismo canalla, Barcelona, Seix Barral, 2015

(Fuente de la foto)



Lo cantaba Albano en la versión original de la canción:

"Felicità
è un bicchiere di vino
con un panino, la felicità"

Reducido a

"Felicidad
es un trago de vino por el camino, la felicidad"

en su versión española. En el camino, en efecto, había desaparecido el panino, una cosa que suele ocurrir cuando uno empieza a darle pellizcos a la barra, liquidada antes de llegar a casa. Afortunadamente para él, le quedaba vino pa jartarse. Dichoso aquel que se ahorraba escuchar su olímpica voz si se había quedado dormido (él mismo o su oyente) a causa del tintorro.
Pero a mí lo que me interesa no es el detalle de la anécdota, sino entender la complejidad de las cosas, lo simples que son, también.

Será eso de lo que habla Rendueles una especie de retroprogresión -no estoy seguro del término-, como llamaba Pániker a la urgente necesidad de volver atrás antes de avanzar, a la imperiosa obligación de escoger  el equipaje con el corazón y con la cabeza, antes de partir. Porque, como escribe el mismo Rendueles al glosar a Dostoievski, "la revolución es un billete sólo de ida. Si no hay dios que nos salve, ni zar que nos proteja, ni príncipe que nos mande, ni cura que nos pastoree sólo queda el sinsentido de un mundo frío e incomprensible".

La versión italiana:


La versión española:


miércoles, 30 de septiembre de 2015

Tótem. La exposición de Reyes Casasnovas en el paredondeelharte. Del 29 de septiembre al 12 de noviembre de 2015

REYES_ALTARESOLUCION

Tótem

Óleo sobre lienzo (500 cm / 80 cm)

Tótem: interpretación pictórica de la existencia en trazos continuos que explotan en colores ante la mirada. Pura conexión subjetiva de formas y cromatismo. Propuesta metafórica e intuitiva del estar en el tiempo.

Tótem sobre fondo rojo de Historia, terciopelo del que emerge este testigo de la huella de un bosque vertical forjado por el conocimiento de todas las culturas.

Canto de alegría por la vida y pese a ella. Tótem es Sinfonía en Color Mayor, gracias al arte. Tótem, sinestesia: luz, olor, sonido.

Queda a libre interpretación el sentido de estos lienzos.

Texto: Reyes Casasnovas

TOTEM-E_HR1'TOTEM-D_HR2'TOTEM-C_HR3'TOTEM-B_HR4'TOTEM-A_HR5'

martes, 29 de septiembre de 2015

Emocioncitas. Cartas no me fueron venidas

Send me a postcard, darling

Los años son  paladas de tierra ácida sobre las emociones comunes. Tampoco ayuda el cambio de costumbres, qué caray, que por mucho que se diga no es lo mismo un email, un guasap o un mensaje de fesibuq que una carta sellada, con o sin remite, escondidita en su buzón, tal vez con ese grave membrete de los sobres internacionales, franjas de colores que recuerdan a los reclamos de las barberías antiguas. No es lo mismo, me digo, no puede ser lo mismo, un pitido sonoro que anuncia un devaluado mensaje en el tranvía, mientras desayunas o cuando estás a punto de quedarte frito, que intentar sacar del buzón, con los dedos metidos en la afilada ranura, hasta los nudillos, las falanges como patolas gesticulantes en el negro vacío, aleteos de mendigo de amor, un sobre en septiembre, después de lo que había pasado en agosto. ¡Ah, cómo añoro el tiempo aquel cuando todavía no tenía las llaves del buzón de casa de mis padres!…Pero basta, que a lo mejor si que es lo mismo, por lo menos la espera, el anhelo, el ensueño.
Lo cierto es que hoy ya solo recibo cartas de los bancos, cada vez menos, del Ayuntamiento, de la ITV, de Yves Rocher, muchas, pero la emocioncita de abrir el buzón no la he perdido. Casi no me queda la de la llamada telefónica, el sobresalto del rinrín, aunque todavía se me corta un poco la respiración, porque puede ser el aviso de que la felicidad puede estar en otra parte, de que la fortuna puede haberse acordado de mí, de que por fin alguien se ha dado cuenta, quién sabe. La emoción del buzón es de las pocas ridiculeces que conservo, a la vuelta de vacaciones, el lunes por la tarde de regreso del trabajo, los sábados, porque sé que hay correos no convencionales.
He aquí unas cuantas cartas de las de antes, escritas a mano, a máquina convencional o a máquina eléctrica, de vario tipo.

(Fuente de las fotos y la información)

13560La carta que Pete Docter, director de Monsters Co. y de Up, escribió en 2008 al joven Adam. E ella le trasmite su deseo de que un día puedan trabajar juntos en Pixar. Adam esperaba como mucho recibir una foto con un autógrafo come respuesta.

13549En 1999 Charles Schulz (creador de los Peanuts) escribió a sus lectores para anunciar que se retiraba. Pocos días antes le había sido encontrado un tumor.

13550En 2006, una profesora, la señora Lockwood, pidió a sus alumnos que escribieran a alguien admirado invitándolo a visitar el centro. Esta es la respuesta de Kurt Vonnegut a una de aquellas cartas.

13551La contundente y despectiva carta que en 1975 el entonces jefe de policía de Los Angeles, Edward Davis,  escribió en respuesta a la invitación a participar en el desfile del orgullo gay.

13552En 1980,  Jo Ellen Misakian, bibliotecario, escribió, en su nombre y en el de los estudiantes de la Lone Star School, a Francis Ford Coppola para pedirle que adaptara al cine su novela preferida , The Outsiders (Rebeldes) de S. E. Hinton. Esta fue la respuesta del director.

13554La película se hizo en 1983 y esta es la carta que Fred Roos, el productor, mandó a la Lone Star School para informar de los progresos en su realización.

13548“Era beatnik y me he hecho hippie. estaba triste y escribí canciones sobre las playas y las personas que me habían gustados. después, grabé Odisea espacial y me gasté el dinero que había ganado en cosas y en personas que me gustaban…”
En 1970, David Bowie tenía 24 años y  se encontraba en un momento particularmente feliz y productivo de su carrera Esta es la carta que escribió a  Bob Gace, amigo suyo y productor musical.

13547En agosto de 1966,  2001: Odisea espacial  estaba en fase de realización. Stanley Kubrick, su director, escribe a la IBM para interesarse sobre los problemas que pudieran derivarse del hecho de que el ordenador de la película, HAL9000, que juega un importante papel en ella, sea un psychotic computer.

13546Por si acaso. Una carta a la nación. El discurso que Nixon hubiera leído en 1969 en caso de que el alunizaje del Apolo 11 hubiera fracasado. Su autor fue el periodista William Safire.

13601Una verdadera rareza.
En 1945 el niño Dennis Helms recibe en Washington esta carta de su padre, Richard Helms, agente de la OSS, el servicio secreto americano durante la Segunda Guerra Mundial. El membrete es el de Hitler.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Aquel(sic) agua tan fría y tu forma de mirar en Marte. La NASA anuncia el hallazgo de agua en estado líquido.

 

(Fuente de las fotos a través de Mars Reconnaissance orbiter/University of Arizona/JPL/NASA)

Foto 1 cf. infra

“Spender se incorporó, saltó sobre la hoguera, y antes que los otros alcanzaran a moverse, dio un golpe a Biggs en los dientes y otro golpe en una oreja. Biggs se dobló y cayó en las aguas del canal. Luego Spender esperó en silencio a que Biggs volviese a la orilla de piedra. Cuando Biggs apareció ya los demás sujetaban a Spender.
- ¡Eh, Spender! ¿Qué mosca te ha picado? -le preguntaban.
Biggs salió del agua chorreando. Al ver que los otros sujetaban a Spender, dijo:

- Bueno -y dio un paso adelante.
- Basta -dijo el capitán Wilder.
Los hombres soltaron a Spender. Biggs se detuvo y miró al capitán.
- Bueno, Biggs, vaya y cámbiese de ropa. Y ustedes, ¡adelante con la fiesta!
Spender, venga conmigo.

Foto 2

Siguieron la fiesta. Wilder se alejó y se volvió hacia Spender.
- ¿Podría explicarme qué ha pasado? -le preguntó.
Spender miraba hacia el canal.
- No lo sé. Sentía vergüenza... Por Biggs, por todos nosotros, por ese ruido...
Señor, ¡qué espectáculo!

- El viaje ha sido largo. Necesitan un poco de diversión.
- ¿Y el respeto, capitán? ¿No entienden lo que es correcto?
- Usted está cansado, Spender, y ve las cosas de otra manera. Le pondré una
multa de cincuenta dólares.
- Está bien, capitán. Pensé en ellos. En ellos que nos miran mientras hacemos el ridículo.
- ¿Ellos?

Foto 3

- Los marcianos, muertos o vivos.
- Muertos, la mayoría al menos -dijo el capitán-. ¿Usted cree que saben que
estamos aquí?
- ¿Acaso lo más viejo no se entera siempre de la llegada de lo nuevo?
- Quizás. Habla como si creyera en los espíritus.

- Creo en las obras, y hay muchas obras en Marte. Hay calles y casas, e imagino que también habrá libros, y grandes canales, y relojes, y cuadras, si no para caballos quizá para animales domésticos de doce patas, ¿quién sabe? En todas partes veo cosas usadas. Cosas que fueron tocadas y manejadas durante siglos.


Foto 4

»Si usted me pregunta si creo en el espíritu de las cosas usadas, le diré que sí. Ahí están todas esas cosas que sirvieron algún día para algo. Nunca podremos utilizarlas sin sentirnos incómodos. Y esas montañas, por ejemplo, tienen 57 nombres... Nunca nos serán familiares; las bautizaremos de nuevo, pero sus verdaderos nombres son los antiguos. La gente que vio cambiar estas montañas las conocía por sus antiguos nombres. Los nombres con que bautizaremos las montañas y los canales resbalarán sobre ellos como agua sobre el lomo de un pato. Por mucho que nos acerquemos a Marte, jamás lo alcanzaremos. Y nos pondremos furiosos, ¿y sabe usted qué haremos entonces? Lo destrozaremos, le arrancaremos la piel y lo transformaremos a nuestra imagen y semejanza.
- No arruinaremos este planeta -dijo el capitán-. Es demasiado grande y demasiado hermoso.
- ¿Cree usted que no? Nosotros, los habitantes de la Tierra, tenernos un talento especial para arruinar las cosas grandes y hermosas. No pusimos quioscos de salchichas calientes en el templo egipcio de Karnak sólo porque quedaba a trasmano y el negocio no podía dar grandes utilidades. Y Egipto es una pequeña parte de la Tierra. Pero aquí todo es antiguo y diferente. Nos instalaremos en alguna parte y lo estropearemos todo. Llamaremos al canal, canal Rockefeller; a la montaña, pico del rey Jorge, y al mar, mar de Dupont; y habrá ciudades llamadas Roosevelt, Lincoln y Coolidge, y esos nombres nunca tendrán sentido, pues ya existen los nombres adecuados para estos lugares.

- Ésa será la tarea de ustedes, los arqueólogos: encontrar los viejos nombres.
Nosotros los usaremos.
- Unos pocos hombres contra todos los intereses comerciales... -Spender miró las montañas de hierro-. Ellos saben que estamos aquí esta noche, escupiendo en el vino de ellos, y puedo imaginar cómo nos odian.
El capitán meneó la cabeza.
- No hay odio aquí. -Escuchó el sonido del viento-. Por el aspecto de estas
ciudades, parece que eran seres graciosos, hermosos y sabios. Aceptaron lo que traía el destino. Admitieron resignados la muerte de la raza y no se lanzaron en el último momento a una guerra desesperada que hubiese destruido sus ciudades.
Las que hemos visto hasta ahora están intactas. Es probable que no nos Presten atención; como si fuésemos niños que juegan en un jardín, conociendo y comprendiendo a los niños por lo que son. Y, además, quizá Marte nos haga mejores… (Bradbury, Ray, Crónicas marcianas, p. 56-57)

Foto 5

Foto 1: These dark, narrow, 100-metre streaks called recurring slope lineae flowing downhill on Mars are inferred to have been formed by contemporary flowing water (Guardian).

Foto 2: The image shows dark narrow streaks flowing down the west facing slopes of Coprates Chasma in the equatorial region of Mars (Guardian).

Foto 3: Another view of water streaks flowing downhill on Mars. Recently, planetary scientists detected hydrated salts on these slopes at Horowitz crater, corroborating their original hypothesis that the streaks are indeed formed by liquid water (Guardian).

Foto 4: Dark narrow streaks called recurring slope lineae emanating out of the walls of Garni crater on Mars. The dark streaks here are up to few hundred meters in length. They are thought to be formed by flow of briny liquid water on Mars (Guardian).

Foto 5: The image shows dark narrow streaks flowing down the west facing slopes of Coprates Chasma in the equatorial region of Mars (Guardian).