Viaje a Francia en 2016

lunes, 27 de enero de 2014

Día de la memoria. Una reflexión (H. Arendt), un testimonio sobre los nazis (E. Levinas), una crítica al Día de la Memoria (Elena Loewenthal), algo de lo que pasó en Creta (Edmund Wilson), dos noticias (Roma y España), las fotos que dejó en una maleta una familia antes de ser asesinada en Auschwitz y la imagen de un niño austriaco que recibe unos zapatos nuevos durante la Segunda Guerra Mundial.

 1.

Hannah Arendt (Eichmann en Jerusalén, Debolsillo, 2011, p. 219-20):  “el mal, en el Tercer Reich, había perdido aquella característica por la que generalmente se le distingue, es decir, la característica de constituir una tentación. Muchos alemanes y muchos nazis, probablemente, la inmensa mayoría, tuvieron la tentación de no matar, de no robar, de no permitir que sus semejantes fueran enviados al exterminio (que los judíos eran enviados a la muerte lo sabían, aunque quizás muchos ignoraran los detalles más horrendos), de no convertirse en cómplices de estos crímenes al beneficiarse con ellos. pero, bien lo sabe el Señor, los nazis habían aprendido a resistir a la tentación”.

2.

Como parte de un grupo de prisioneros de guerra judíos pertenecientes a un destacamento forestal, el filósofo E. Levinas “vio que a los ojos de sus guardianes y hasta de los transeúntes ya no pertenecía la especie humana. Luego un perro vagabundo se unió a ellos. “Para él –era innegable- fuimos hombres.” (Citado por R. Grenier, Les larmes d’Ullysse, p. 16).

3.

“Io rinnego il GdM (Día de la Memoria, en italiano): non mi appartiene, non gli appartengo, non riguarda me e la mia, di memoria. La mia memoria non comunica: è soltanto la avvilente consapevolezza di una distanza minima, ma insormontabile. Io che sono nata poco dopo che tutto era finito, che sono vissuta circondata da quel passato, da quei ricordi – per lo più pestati sotto il tallone del silenzio, non per rimuovere quel passato, ma perché per tornare a vivere era fondamentale non lasciarlo parlare, almeno per un po’ di tempo – so per certo un’unica cosa, di quella memoria: che non potrò mai nemmeno lontanamente sentire quello che ha sentito chi è stato dentro quel tempo, quelle cose. Malgrado la mia vicinanza estrema e quotidiana, provo una frustrazione terribile che è la conseguenza di una distanza minima, ma insormontabile”.

Elena Loewenthal, Contro il giorno della memoria (Fuente de la cita)

4.

“A las cuatro de la madrugada los alemanes llegaban a un pueblo y reunían a todos los paisanos en la plaza. Después elegían a los hombres en edad de luchar y los fusilaban, les daban a los viejos, las mujeres y los niños una hora para desaparecer con sus animales y luego volaban por los aires una casa tras otra. de esa manera arrasaron 60 pueblos; en ciertos casos mataron el ganado, talaron los olivos y se llevaron los barcos pesqueros”.

Wilson Edmund, en H. M. Enzensberger, Europa en ruinas, Capitan Swing, 2013, p. 218.

5.

Provocación antijudia. Cabezas de cerdo en la Sinagoga de Roma (25 de enero de 2014) (Fuente):

Nel tardo pomeriggio una società privata di spedizioni ha consegnato il cartone imballato. Chi lo ha ricevuto si è subito insospettito ed ha allertato gli artificieri. Poi, dopo aver aperto il pacco e scongiurato il rischio paventato di un ordigno, è montata l'indignazione dei presenti. La scatola non aveva un mittente, né un biglietto. Ma il messaggio è chiaro: offendere la comunità ebraica con un gesto provocatorio, a due giorni dalle celebrazioni per la Giornata della Memoria. E solo a poche ore dal giorno considerato dalla comunità il più sacro della settimana, lo Shabbath.

6.

Carpetazo a la justicia universal.

Archivo una docena de casos de torturas y genocidio (El País, 27-1-2014)

 

7.

Lo que Adèle Kurzweil y su familia judia dejaron en unos baúles en Auvillar, un pueblo del departamento de Tarn-et-Garonne, antes de partir hacia el campo de concentración de Auschwitz, de donde nunca volverían:

(Fuente)

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne Adèle Kurzweil y su familia durante una vacaciones en el mar en 1933

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

PHOTOS. Souvenirs d’une famille juive raflée dans le Tarn-et-Garonne

8.

Un niño austriaco que recibe unos zapatos nuevos durante la Segunda Guerra Mundial. (Fuente)

2 comentarios:

  1. Resulta a veces difícil de creer que cosas así pasaron hace menos de setenta años.
    Saludos y gracias por el comentario.
    Javier

    ResponderEliminar