Viaje a Francia en 2016

sábado, 15 de junio de 2013

viernes, 14 de junio de 2013

Un retrato de F. Kahlo entre las páginas de un libro: Pequeña anécdota feliz de un post-it.

 

image

Tengo un amigo que estaba convencido de haber encontrado un pequeño dibujo de Matisse en un libro de una biblioteca de Venecia. Si estaba en lo cierto, debía ser uno de esos ejercicios de trazo que  tanto le gustaban al artista, en busca de automatizar figuras femeninas, cifra de sus fluidas obsesiones. Algo parecido al dibujo de la foto, pero menos elaborado, como su huella básica.

Yo, hasta ayer, lo máximo que me había encontrado eran viejos billetes del metro, algún bonobús, alguna foto o dinero. En los libros aparecen cosas menudas, dejadas a veces con una intención poco clara, a medias entre el olvido y el propósito, muy de novela tipo Stefan Zweig

Ayer, sin embargo, saqué de la bibblioteca el ensayo de Le Clézio sobre Frida Kahlo y D. Rivera y hojeándolo me apareció un estupendo retrato que reproduce el busto de la artista tal y como aparece en la portada.  En el dibujo, ella no tiene el aire reservado y desafiante del original, el halo de quien embiste de frente, pero cuando le da la gana. El escorzo es menos pronunciado que en la foto, como si el dibujante no hubiera podido evitar representarla más de frente y menos desde abajo y, en lugar de potenciar la mirada, hubiera agrandado involuntariamente los ojos. En fin, que como copia no es excelente, pero en sí mismo, el dibujo tiene fuerza y técnica. No sé bien por qué, pero me recuerda al retrato que hizo Baudeiaire de Jeanne Duval y que bien hubiese podido dejar el poeta entre las página de un libro. Seguramente las dos mujeres se parecen en que es fácil proyectar en ellas la idea de que no eran precisamente esfinges sin secreto, como la del cuentecillo de O. Wilde. Encantado estoy del hallazgo.

(Fuente)

jueves, 13 de junio de 2013

Un curriculum de autor de Basquiat vendido por 50.000 dólares. Las vías de la mercancía son inescrutables.

Rimbaud, con el que a veces se le ha comparado, lo decía proféticamente por él  -A noir…-, por las dos aes de su apellido, Basquiat, y seguramente lo decía también porque presintió, con esas maneras suyas de hacerlo, que un día vendría un terrible ángel purificador negro, sublime perroflauta que iba refrescar lo que la inercia hace olvidar cada cuarenta o cincuenta años, que el arte es la aspiradora más potente del mercado. De un plumazo, cepilla la harina blanca de la patita que la utilidad, la ciencia, la conveniencia y no sé cuántas cosas más le van poniendo encima a lo verdadero, hasta confundirnos y hacernos creer que todos somos iguales, los puros y el resto, y que cuantos más carruseles deportivos hayas oído los domingos más probable es que vayas al cielo. Bueno, lo segundo es cierto, pero lo primero no.
Pues bien, parece que por una suprema burla del destino, urdida por algún diablo cojuelo, el irónico curriculum de este emprendedor negativo  ha sido subastado por 50.000 dólares en Man Made, la selling exhibition organizada por Sotheby’s en Nueva York con treinta obras suyas.

130219201-d2e918ef-608c-4324-847b-cb9e40eeb44a(Fuente de la imagen)

Por cierto, lo último suyo que he podido ver por estos pagos fue en Caixaforum, en Maestros del caos, artistas y chamanes, la densa expo de Caixaforum. Helo/las aquí:

Jean-Michel Basquiat. <i>Exu</I>, 1998. Colección privada. © VEGAP, 2013Jean-Michel Basquiat. Exu, 1998. Colección privada. © VEGAP, 2013 (Fuente)

(Fuente)

Londres

Sólo la sombra. Sin rastro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles (Eterna sombra, M. Hernández)

noria

 

photo (2)

 

araña1

miércoles, 12 de junio de 2013

El mensaje se quedó sin medio (speudoMcLuham)

 

En 1963, Rossellini anuncia que abandonará el cine y comienza a trabajar para la televisión. Dirige nueve telefilms sobre temas históricos y seis cortos documentales, sosteniendo la posibilidad de utilizar la televisión como un dispositivo educacional.

Depuis hier soir, la Grèce est devenu le seul pays européen sans télévision ni radio publique.

(Photo/Manos Symeonakis © cartoonmovement.com)

Aunque si de mí dependiera. Fomento de la confusión lectora.

When I hold you in my arms (oh yes)
When I feel my finger on your trigger (oh yes)
I know nobody can do me no harm (J. Lennon)

11062013948

“Aunque si de mí dependiera me limitaría a citar este verso: “Bajo el palio sonrosado de la luz crepuscular”, como uno de los mejores de Jaime Gil de Biedma, aunque es de César de Haro y lo cantaba Jorge Sepúlveda. Y este otro: “Reloj, detén tu camino/porque mi vida se apaga”, ¿no podría ser de Antonio Machado en lugar de de Los Panchos?

(Azúa, Félix de, Autobiografía de papel, Barcelona, Mondadori, 2013, p. 66)

martes, 11 de junio de 2013

Miguel Ángel en la cueva de sus sueños: los graffiti ocultos bajo la Sacristía Nueva de S. Lorenzo


Firenze, i disegni segreti di Michelangelo
No se pueden ni se podrán visitar. Solo los estudiosos y supongo que las visitas ilustres pueden acceder a las habitaciones en las que Miguel Ángel estuvo escondido durante tres tórridos meses de 1530. Temía por su vida si Florencia caía en manos de las tropas de Carlos V. La rendición se firmó en agosto y la familia Medici, aliada del emperador, retomó el poder. Miguel Ángel acaba huyendo y, declarado prófugo, salva el pellejo solo gracias a un intercambio de favores con el Papa Clemente VII, otro miembro de los Medici. A cambio de su vida, deberá retomar los trabajos de la Sacristía Nueva, una de sus obras cumbre, en honor, por cierto, de Clemente y de su familia.
Durante su estancia bajo tierra, Miguel Ángel pinta en las paredes al carboncillo unos graffiti en los que se replantea algunas de sus obras, proyecta otras, revive imágenes vistas en los años pasados y quizá se autorretrata. Piensa sobre todo en su David, el joven y algo y todavía desmañado adolescente que con el arma del ingenio ha conseguido derrotar a la fuerza bruta del gigante.
No es que se vaya a poder entrar en esta cueva de los sueños, que fueron descubiertos en 1975 durante unos trabajos de reforma, pero al menos se podrá hacer una visita virtual que completa el amplio recorrido por la obra del artista que permite la visita a Florencia.
Lo esencial del garbeo florentino por las obras de Miguel Ángel hasta ahora era ir a la Galleria dell’Accademia -creo que entre los cinco o seis museos más visitados en Italia, con  lo que eso significa- pasear por la Galleria de los Uffizi, y bajar a la Sacristía Nueva después de haber recorrido las escaleras de la Biblioteca laurenziana.  Volver a casa sabiendo que a pocos pasos había unos grafitti más íntimos, hechos en batín por el genio, como si a Beethoven le hubieran grabado silbando en su casa, tenía su punto. Lo contrario, ir a Florencia unicamente para pasar un rato en la celda de Miguel Ángel, también lo hubiera tenido. Ni se podrá ni se podrá hacer tal cosa. Bien está. Todo sea por la integridad de las obras. Contentémonos con la  visita virtual in situ, que, por cierto, no pienso hacer, y con las magníficas fotos que publica Repubblica, que no me canso de mirar.

(Fuente de las imágenes) (Foto Cge Fotogiornalismo)

image

image
image

image

image

Firenze, i disegni segreti di Michelangelo

image

image

160449286-f5ff5517-ce6c-407b-8df3-b71d5cc0ab38

image

Firenze, i disegni segreti di Michelangelo

Firenze, i disegni segreti di Michelangelo

image

Firenze, i disegni segreti di Michelangelo

Firenze, i disegni segreti di Michelangelo

domingo, 9 de junio de 2013

El metro o el tranvía de la vida.

 

image_thumb[2]Tube Map 1. Runa Islam (born in 1970 in Dhaka, Bangladesh)  (Fuente)

La ciudad, como la vida, avanza desordenadamente, con nuevas parcelas aseadas, deseadas,  y mucho caos sobrevenido. Acontecimientos imprevistos, mucha mierda y mucha miel sobre los restos de proyectos que se mezclan a engaños y corrupción. Ideas abandonas a su suerte, como solares que esperan el final de la crisis. Bloques de oficinas a medias, como álbumes de colecciones inacabadas ; casas con flores, noches de fortuna; antiguas fábricas, comisarías, inevitables obsesiones que acaban por vencerte.

El domingo por la mañana la ciudad se viste de pereza antes de que los niños la animen y la voz de mi hermano coge el teléfono en medio de un sueño con la urgencia de un claxon del más allá. Cuando un edificio se cae, cambia sin remedio la postal que teníamos guardada para siempre, pero quedan escombros difíciles de remover. Como a mis ciudades, quiero y desprecio mi vida, la recorro a trompicones intentando distraerme con este calabobos que esponja el corazón. Como la ciudad al visitante, a veces enseño lo peor de mí, barrios atestados de días sin sentido.

En medio del desorden, surge el metro, llega el tranvía, una alarma que dejaste puesta sin querer del todo.  No perdona la rutina, como la muerte, como la vida que sigue. Me subo y  trazo con voluntad renacentista ciudades ideales, trayectos impolutos que conectan lo mejor de mí con lo mejor de la ciudad, el trabajo, el hospital, la casa, mis proyectos, mis ilusiones. Las líneas del trazado deshacen los grumos del sueño, tan triste, tan real, como si devanaran racionalmente el hilo de salida del dédalo.  El vagón serpentea por los túneles o acaricia las fachadas,  como un tibio cuchillo de cumpleaños,  y por un instante me ayuda a entender que a esta hipertrofia desordenada y herida solo la salva provisionalmente el camino hacia el final de trayecto, siempre el mismo.

Las fotos pertenecen a una serie de trabajos realizados por distintos artistas en ocasión del 150º aniversario del metro de Londres.

imageTube Map 2. Runa Islam (1970, Dhaka, Bangladesh)  (Fuente)

 

image

Fountainhead. Robert Orchardson (1976, Glasgow, Scotland) (Fuente)

 

imageTriumphal arch in honour of Transport for London. Pablo Bronstein (Fuente)

 

imageOver and Over and Over. Idris Khan (1978, Birmingham, UK) (Fuente)

 

imageFather and Son. Nedko Solakov (1957, Cherven Briag, Bulgaria) (Fuente)

 

imageNUD. Sarah Lucas (1962, London, UK) (Fuente)

 

imageGo Underground. Martha Rosler (Brooklyn, New York) (Fuente)

Otras imágenes de la serie.

 

slide_273574_1957707_free[1]