adiós

jueves, 6 de junio de 2013

70º aniversario de la batalla de Stalingrado. La exposición de junio en el paredondehelarte



image

 
image

La exposición de junio en el paredondenhelarte de la E.O.I.1, de Zaragoza, está dedicada al septuagésimo aniversario de la batalla de Stalingrado. Con ese motivo, el Departamento de Ruso de nuestro centro organizó un concurso. He aquí la convocatoria y un breve texto explicativo:

 
Pon tu pie de foto a la Batalla de Stalingrado: 

En 2013 se conmemora el 70º aniversario del fin de la Batalla de Stalingrado. La mayor batalla terrestre de la Segunda Guerra Mundial empezó en julio de 1942, cuando las tropas nazis alcanzaron el gran anillo del río Don. El 2 de febrero de 1943 las tropas soviéticas acabaron con la última unidad del ejército nazi. Hoy día, nadie duda de que la victoria soviética en Stalingrado supuso un punto de inflexión en el devenir de la contienda mundial hacia la derrota del las tropas de Hitler. Numerosos escritores, directores y artistas siguen retratando estos días cruciales y dramáticos: esta batalla está considerada como la más sangrienta en la historia, pues se calcula que murieron más de dos millones de personas. ¿Y tú, cómo la retratarías? Elige tus imágenes o protagonistas. Solo tienes que buscar TRES fotos relacionadas con la batalla y ponerle tu pie de foto en RUSO…

Una parte de la actual exposición contiene las imágenes presentadas al concurso por los alumnos con sus correspondientes pies de página en ruso y en español. La otra parte de la exposición recrea, a través de fotos de notable tamaño, cedidas por el Centro Ruso de Ciencia y Cultura de Madrid, distintos ambientes de la Unión Soviética durante los años de la Segunda Guerra Mundial y los primeros años de la posguerra. Además, hemos incluido un modesto homenaje al soldado desconocido. De todo ello, dejamos constancia a través de las fotos que aparecen a continuación:

28052013799




image



image
 



28052013803

Cuando uno contempla fotografías de la Unión Soviética de los años sesenta,  setenta u ochenta tiene una sensación de distanciamiento mucho mayor que cuando se trata de instantáneas ligadas a la Segunda Guerra Mundial o a la inmediata postguerra, quizá porque la imaginería bélica está presente también en nuestra memoria histórica reciente de españoles, quizá, también, porque la guerra es un topos universal del drama, el escenario de lo peor y de lo mejor del hombre, de actos de vesania absoluta y también de comportamientos de una generosidad suprema. Si uno lee una de las grandes novelas en las que la batalla cobra un papel esencial, como es Vida y destino (Vasili Grossman, tad. Marta Rebón, Galaxia Gutemberg, 2007) atisba los motivos por los que los defensores de Stalingrado fueron capaces de plantar cara al ejército nazi durante los meses y meses que duró la batalla. Una mezcla de nacionalismo herido, de oposición a la barbarie nazi, de defensa de sus hogares y de fe comunista, es lo que explica la resistencia extrema en medio de la desolación, el frío extremo, la absoluta carestía de víveres. Por lo que se refiere a los militares judíos que participaron con el Ejército Rojo en la guerra contra en fascismo, los mismos que aparecen en el cartel anunciador de la exposición, Grossman resume, en la caracterización de un personaje, los motivos de su lucha, aun más encarnecida, si cabe: “Sentía, le resultaba totalmente claro, que al luchar contra los alemanes luchaba por la Rusia libre, la victoria sobre Hitler se convertía en la victoria sobre los campos de la muerte donde su padre, su madre y sus hermanos habían perecido" (p, 73).
Por otro lado, la Rusia de los años 60, 70, y 80, junto con la diferencia con respecto a los otros países europeos que delatan las imágenes a las que me refería antes, también, en cierto sentido estuvo siempre cerca del resto de Europa. He aquí una pequeña galería de fotos que dan muestra de que además de un mundo ido para siempre, el de los desfiles del primero de mayo en Moscú, el de los besos en la boca de los grandes líderes comunistas, el de los trabajadores stajanovistas, el de la burocracia y la falta de libertades básicas, etc., existía otro mundo que, parafraseando aquel eslogan de mayo del 68 sobre China (la Cina è vicina), no era tan distinto del de los países occidentales:
(fuente de las imágenes)

Maria Snigirevskaya,, Untitled, St. Petersburg Series, 1987-1994. Per gentile concessione di Sotheby's.


Evgeny Raskopov,Silence, 1980. Per gentile concessione di Sotheby's


174153062-93486a75-579e-4590-a3e6-2b68af5aa3cf
Antanas Sutkus. Father's hand, Ignalina, 1964. Per gentile concessione di Sotheby's


Boris Mikhailov,Untitled from Luriki series. Per gentile concessione di Sotheby's


La vita quotidiana in URSSOleg Poleshchuk, Atheistic evening in school, 1978. Per gentile concessione di Sotheby's

Oleg Poleshchuk,Fireworks, 1970 circa. Per gentile concessione di Sotheby's



Antanas Sutkus, J. P. Sartre in Lithuania, 1965. Per gentile concessione di Sotheby's


Sergei Borisov, In touch, from Moscow series, 1988. Per gentile concessione di Sotheby's

Advertencia: las fotos con las que está hecho el cártel anunciador de las exposición no se encuentran entre las expuestas. Clica aquí si quieres ver los originales.


07062013899

Averly. Sería una lástima que desapareciera

 

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/patrimonio-paraliza-expediente-de-averly-durante-dos-meses_859591.html

Foto0299

 

Foto0302

 

Foto0301

No lejos de Averly  cayeron los edificios anexos a la estación de El Portillo:

image

miércoles, 5 de junio de 2013

You wanna be italiano. La campaña de promoción de Italia en los Estados Unidos

 You wanna be americano by Sofia Loren

photo

For a pocketful of numbles
Such are promises (P. Simon)

Dentro de la campaña de promoción de Italia en los Estados Unidos, se expone en el  Metropolitan Museum of Art de Nueva York El boxeador, escultura helenística datada entre el IV y el II siglo a.C. Hallada en 1885 en las estribaciones del Quirinale, provenie del Museo nazionale romano.

Leo en la cara de este púgil una interrogación que cuestiona la injusticia, un giro de cabeza que expresa su deseo de no ser retratado, de que no le usen para fines espurios, una especie de déjame en paz, que bastante tengo con ser un profesional a mi pesar. No es Ulises ciego, como pensé cuando la vi por primera vez, sus manos y las cuerdas del brazo lo dejan bien claro, es luchador de otro tipo, anónimo, pero igualmente expresivo en su mezcla de desafío y desdén. Pero la cultura patrocinada es voraz y no respeta nada, ni el alma de los muertos.

(Fuente de las fotos)085511655-ba69eac0-98a7-409e-9dee-80818de5acef

 

Ny, 'Pugilatore in riposo': il debutto della scultura al Met

FGL, 115 años de su nacimiento. Y, en agosto, 79 de su muerte. Reedición de entradas.

 

Sombras le avisaron/ que no se fuese/y le aconsejaron/ que se volviese

-------------------------------------------------------------------------

Pero yo iré
entregando a los sapos mi mordido clavel.

Pero tu vendrás
por las turbias cloacas de la oscuridad (FGL)

Google dedica hoy su doodle a un curioso aniversario, los 115 años de la muerte de F. García Lorca. Aprovecho la peregrina ocasión y me caprichosamente adelanto al próximo septuagésimo nono aniversario  de su muerte a través de los diarios de su amigo Morla Lynch.

Quizá fue la madrugada día 17 de agosto de 1936 cuando asesinaron a  a balazos a García Lorca en una especie de remedo de un fusilamiento militar; quizá fue el 19, como sostienen la mayoría de estudiosos. Lo cierto es que la noticia no llegó a la prensa madrileña hasta pasados unos días.  Las referencias que aparecen en las entradas de los diarios de Morla Lynch  tal vez sean un buen ejemplo de hasta qué punto el asesinato del poeta granadino fue una suerte de patata caliente informativa para el bando rebelde, que temía la reacción internacional de condena.

MORLA LYNCH, CARLOS
EN ESPAÑA CON FEDERICO GARCÍA LORCA   editorial: RENACIMIENTO
lugar de edición: SEVILLA
año de edición: 2008
páginas: 664

Así es como Carlos Morla Lynch, uno de sus grandes amigos en Madrid, recuerda cómo forma se enteró de lo ocurrido:

1º de Septiembre (1936)

…En la plaza mayor, que, como el resto de la ciudad, se halla llena de milicianos me limpio los zapatos para darle de ganar algunas “perras” al último limpiabotas “que todavía arrastra su cajón de un lado al otro”.

Pasan corriendo, dando voces varios chavales vendedores de periódicos:

¡¡¡Federico García Lorca!!! ¡¡¡Federico García Lorca!!! ¡¡¡Fusilado en Granada!!! (p. 542)

MORLA LYNCH, CARLOS

ESPAÑA SUFRE. DIARIOS DE GUERRA EN EL MADRID REPUBLICANO

ISBN: 9788484723929
Editorial: RENACIMIENTO
Encuadernación: TELA
Nº Páginas: 600

En el segundo volumen de los diarios de Morla Lynch también aparece una anotación del 1º de septiembre, pero distinta de la que aparece en el primer volumen. En el segundo volumen, el diplomático chileno escribe que “los periódicos publican la noticia no confirmada de que FGL habría sido fusilado por los rebeldes en Córdoba” (p. 61). Como quiera que sea, en su círculo de amigos, lo ocurrido no estaba claro. El mismo M. Lynch, en una anotación de unos días después (8 de sept. Primer  volumen, p. 534) da cuenta de una llamada de M. Altolaguirre en la que desmiente la muerte del poeta granadino: “Más tarde llama Manolito Altolaguirre, que, a su vez, desmiente, la noticia. Él sabe que Federico se halla en sitio seguro. también lo sabe su hermana Isabelita. Debe ser así”. (p.543). Sin embargo, el 7 de sept. (Segundo volumen, p. 65) cuenta cómo “En Molinero, a las ocho, me hago servir un chocolate y, mientras lo saboreo, leo en los periódicos “la confirmación del fusilamiento de FGL”. A continuación, da un versión parecida a la que aparece en el primer volumen y a la que nos hemos referido antes: “…En casa tuenen todos los periódicos. El origen de la noticia parece vago, pero a mí me ha quitado el apetito. más tarde me llama Manolín Altolaguirre y me desmiente la noticia. Él sabe que Federico se encuentra en sitio seguro. (Segundo volumen, p. 66).

Por fin, el 18 de septiembre, Lynch parece asimilar la noticia:

Me parece escuchar su voz de aquella noche, que era –sin sospecharlo- la última vez que le oía: “Yo soy del partido de los pobres…, pero de los pobres buenos”. Y diríase que esa voz, de pronto, adquiriera un tono más festivo: “¿Te gusta España?”. Una convulsión escalofriante me sacude entero. Me cubro el rostro con las dos manos. (Primer volumen, p. 544)

martes, 4 de junio de 2013

¿Mejor solo que escrachado? Diputado en las proximidades del Congreso. Cruce de citas.

 

06042013336

Corominas, Joan, Gredos, 2008, 1ª ed., 1961, Breve diccionario etimológico de la lengua castellana:

diputado, hacia 1440. Participio del verbo hoy algo anticuado diputar, s. XIV, “reputar, tener por”, “elegir a un individuo como representante de una colectividad”, del lat. deputare “evaluar, estimar”, y en la baja época “asignar, destinar”.

 

“Desde 1970 más o menos,  se ha propagado una visión bastante mezquina a la que se le ha permitido tomar el rumbo del planeta, una visión de los seres humanos como máquinas encaminadas al beneficio individual y de la actividad económica como un combate de todos contra todos para quedarse un botín material…

En consecuencia, se ha impuesto una visión degenerada de lo que constituye la vida política, y a su vez esa noción ha generado una visión llena de desprecio de lo que constituye la praxis política. Así, los políticos mismos que no han hecho nada para contrarrestar la visión mezquina de la vida social experimentan la furia y el desprecio, el desprecio furioso, de unos votantes que los ven como poco más que máquinas encaminadas al beneficio personal. La palabra “confianza” ha perdido todo su poder. Si hoy día un político pronunciara sobre un estrado público las palabras “os pido que confiéis en mí”, se reirían de él, da igual que las dijera con sinceridad”.

J.M. Coetzee  ( J.M. Coetzee y P. Auster, Aquí y ahora, Cartas 2008-2011, Anagrama-Mondadori, 2012, trad. B. Gómez y J. Calvo, p.207.)

06042013335

Cárceles de amor. Cruce de imagen y cita.

Da Leriano veinte razones por que los hombres son obligados a las mugeres
la quinta razón es porque no menos nos dotan de las virtudes teologales que de las cardinales dichas, y tratando de la primera, ques la fe, aunque algunos en ella dudasen, siendo puestos en pensamiento enamorado creerían en Dios y alabarían su poder, porque pudo hazer a aquella que de tanta ecelencia y hermosura les parece; junto con esto los amadores tanto acostunbran y sostienen la fe, que de usalla en el coraçón conocen y creen con más firmeza la de Dios; y porque no sea sabido de quien los pena que son malos cristianos, ques una mala señal en el honbre, son tan devotos católicos que ningun apóstol les hizo ventaja.
(Diego  de San pedro, Cárcel de amor, ed., Whinnom, Keith, Clásicos Castalia, 1971)

04062013888

lunes, 3 de junio de 2013

La llamada de Shaolín. El lado oscuro de la subcultura del kung fu. Juan Carlos Aguilar, monje daquí


(Fuente de la imagen)

Mi maestro shaolín era aquel que caminaba como un caballero errante de los desiertos de la California post sesentayochera. Lo hacía por un territorio indefinido, que podríamos llamar Lejano Oeste, como un emigrante más llegado de oriente, un chino de esos no chinos que tan bien saben adaptarse a todo que acaban por hacer los churros como nadie. Pero este era nómada, creaba intensos vínculos en cada capítulo para al final romperlos al ritmo de sus pies descalzos que se alejaban mientras sonaba la sintonía, chin chanchin, chin chan chin chan chin… Con las botas de caña corta colgadas de los hombros, balanceándose ligeramente al son de un caminar cadencioso, pero tímido, el del que se busca, aunque ya se haya encontrado. Esas mismas botas, herederas de un modelo del ejercito inglés en sus campañas por el desierto, han sido recurrentes en  mi vida. Nunca en la  carísima versión Clarks, que más parece de hijo de diputado del Parliament en su finca que de progre de hace cuarenta años.
Al Gafitas, uno más de los personajes entre imposibles y demasiado reales de esa extraña novela que es Las leyes de la frontera (J. Cercas, Mondadori, 2013) también le gustaban los guerreros justicieros de oriente de la La frontera azul (水滸伝, en japonés, para mayor claridad, que diría el personaje de Moratín), otra serie televisiva de aquellos años. Sus protagonistas, a medio camino entre el samurai y el lumpemproletariado, ejercían una verdadera acción social solidaria. Lo contrario, en el fondo, de la banda del Zarco, en la novela de Cercas, formada por lobos solitarios que se juntan para tener un poco de calor y pasar el rato en los bares más tirados de Gerona. Claro, que todos necesitamos referentes culturales o subculturales y al Gafitas le molaban las artes marciales, preindustriales, de fino artesano que todavía no se ha visto degradado por el trabajo en cadena, una forma de agarrarse a la adolescencia, el polo opuesto de un padre funcionario de nivel medio.
Y como si fuera el reflejo de la necesidad siempre viva de evasión y de la rebeldía alienada que llevó primero a florecer los gimnasios de barrio en los que los chavales se hartaban de dar puñetazos al saco y después se disfrazaban de octavo dam, hace pocos años nos visitaron los verdaderos monjes de shaolin, con portentosos niños guerreros incluidos. Juro que los vi quebrar montañas de ladrillos con la cabeza en Antena 3, y bailar con el arco en un plató, como si estuvieran danzando junto a un lago en un claro de luna entre lirios de otro mundo (J.R.J).
Huang C., Juan Carlos Aguilar, el maestro shaolín, tricampeón mundial de kung fu que hoy ha sido detenido como sospechoso de haber golpeado “salvajemente a una prostituta africana y en cuyo gimnasio se han encontrado restos humanos”, es un mal discípulo de Po, aquel maestro de vida ciego, padre putativo del personaje que interpretaba David Carradine en mi serie televisiva favorita. Aguilar,  monje kung fu daquí, encarna  la figura del ángel caído, el más hermoso de la banda, ocho veces campeón de España y  tricampeón mundial de kung fu, pero, si es verdad lo que se sospecha de él, caído en la sima más profunda, tan bajo como altos eran los ideales que predicaba, como numerosos eran los dan de que disfrutaba. No dudo de que (Foto: Keye Luke como el maestro Po. Fuente de la imagen) en su cabeza se haya montado una perversa película de justicia y honor, es algo frecuente en los bárbaros. La historia de Aguilar me da pena por las víctimas y me enfrenta con la verdad, el sueño de la excelencia produce monstruos casi siempre. Solo en la sana medianía está la virtud. Lástima que la depresión no ande muy lejos de esa tierra media.