adiós

sábado, 8 de diciembre de 2012

Los muertos. Cuando es más fácil ser visitado por ellos que ir a verlos.

 

Fuente de la foto:showNextPhoto()(ansa)

Los muertos nos empujan hacia delante y nos agarran de los tobillos a la vez. Solo se quedan callados a ratos, menos a veces que cuando estaban vivos, gritan sus imágenes, suspiran sus silencios. Por momentos, nos llevan la contraria, más incluso que cuando estaban vivos. No comen, pero se nos sientan a la mesa, no se duchan, pero nos piden que acabemos pronto en el baño, no van al cine, pero al salir les hablamos a ellos.  Los muertos nos empujan a seguir a trompicones, porque dejan un dolor con regusto de vida amarga, temblorosa, frágil, nos enganchan a una vida convalenciente.

Los muertos no nos matan, porque morirse es un verbo intransitivo, solo nos empujan en direcciones opuestas, nos emborrachan de ayer. Y nosotros, cuando nos cansamos de ellos, queremos seguir, dejar de andar poniendo la punta por delante, dar hasta saltos sin mirar abajo. Y si por un instante nos los quitamos de encima, porque hasta las bufandas de cachemir a veces agobian, nos sentimos ligeros, con la mirada solo al frente, pero olvidamos que son el contrapeso perpendicular al alambre de la vida sobre el que caminamos.

 

Fuente de las fotos de una tumba que obstaculiza la construcción de una gran urbanización en China (Taiyuan, de Shanxi). los actuales propietarios del terreno en donde se encuentra la tumba no han aceptado la oferta de la constructora:

Cina, il complesso residenziale sorge attorno a una tomba(ansa)

Cina, il complesso residenziale sorge attorno a una tomba(reuters)

 

Cina, il complesso residenziale sorge attorno a una tomba (ansa)

jueves, 6 de diciembre de 2012

Ciclo de películas de Francis Veber en versión original subtitulada en francés o en español, organizado por el Departamento de francés de la E.O.I., 1 de Zaragoza

 

imageFrancés – Ciclo de cine Francis Veber
Días 12 y 13 de diciembre de 2012

Entrada libre hasta completar el aforo.


Les compères

Synopsis

Tristan Martin, un adolescent de 17 ans, fait une fugue,
au désespoir de sa mère Christine. Pour le retrouver,
celle-ci envoie deux de ses anciens amants, en leur faisant croire que l'un d'entre eux est peut-être le père. Transportés par leur soudaine paternité, ces derniers
deviennent de fins limiers.

Lugar y fecha:

- Miércoles 12, 16:00 (Salón de actos)

- Jueves 13, 18:45 (Salón de actos).

Sous-titres Français


image

La doublure

Synopsis


Surpris par un paparazzi avec Eléna, sa maîtresse, un top model superbe, le milliardaire Pierre Levasseur tente d'éviter un divorce sanglant en inventant un mensonge
invraisemblable. Il profite de la présence sur la photo, d'un passant, François Pignon, pour affirmer à sa femme
qu'Eléna n'est pas avec lui, mais avec Pignon.
Pignon est voiturier. C'est un petit homme modeste.
Levasseur, pour accréditer son mensonge, est obligé
d'envoyer la trop belle Eléna vivre avec Pignon. Elena chez
Pignon, c'est un oiseau de paradis dans un H.L.M. Et aussi
une mine de situations.

Lugar y fecha:

- Miércoles 12, 09:00 (Salón de actos) y 14:00 (Sala de grabación).

- Jueves 13, 09:00 (Sala de conferencias).

Sous-titres Français

 

image

Les fugitifs

Synopsis


Les temps sont durs pour François Pignon qui doit soigner sa fille. Il s'est même résigné à braquer une banque. Il va jusqu'à prendre en otage Jean Lucas, un ancien repris de justice sortant tout juste de prison, pourtant bien décidé à devenir honnête...

 

Lugar y fecha:

- Miércoles 12, 17:30 (Sala de grabación).

- Jueves 13, 16:30 (Salón de actos).

Sous-titres Français

 

image

Le placard

Synopsis

François Pignon, un homme au costume sombre et à l'allure
discrète, est comptable dans une usine de caoutchouc, dont le
secteur privilégié est le préservatif.
Il est sur le point d'être licencié, lorsque sur les conseils de Belone,
son voisin d'immeuble, il propage la rumeur selon laquelle il est
homosexuel. Suite à ce faux coming out, les cadres de la direction décident de garder Pignon pour des  raisons "politiquement
correctes". Celui-ci passe brusquement pour un marginal, bien qu'il n'ait rien
changé à son comportement. C'est le regard des autres qui va s'en
trouver modifié.

Lugar y fecha:

- Miércoles 12, 09:00 (Sala de grabación)y 11:45 (Salón de actos).

Sous-titres Espagnol

- Miércoles 12, 18:45 (Salón de actos)

Sous-titres Français

- Jueves 13, 09:00 (Salón de actos) y 16:30 (Sala de conferencias).

Sous-titres Espagnol

 

image

Le placard

Tais-toi!

Ruby n'a qu'une idée en tête : se venger de l'homme qui a assassiné la femme qu'il aimait.
Quentin n'a en tête que très peu de neurones. Juste assez pour être d'une grande gentillesse et d'une bêtise à entrer dans le Livre des Records. Les chemins des deux hommes vont se croiser, celui du dur qui n'est que désir de meurtre et celui du simple qui tutoie les anges. La gentillesse catastrophique de Quentin parviendra-t-elle à
désamorcer la violence meurtrière de Ruby, c'est le sujet de Tais-toi !

- Miércoles 12, 16:30 (Sala de conferencias).

Sous-titres Français

- Jueves 13, 11:45 (Salón de actos) y 17:15 (Sala de grabación).

Sous-titres Français

 

image

Le placard

Le dîner de cons

Tous les mercredis, Pierre Brochant et ses amis organisent un dîner où chacun doit amener un con. Celui qui a trouvé le plus
spectaculaire est déclaré vainqueur. Ce soir, Brochant exulte, il est sur d'avoir trouvé la perle rare, un con de classe mondiale: Francois Pignon, comptable au ministère des Finances et passionné de modèles réduits en allumettes. Ce qu'il ignore c'est que Pignon est passé maître dans l'art de déclencher des catastrophes.

- Miércoles 12, 14:30 (Salón de actos), 16:00 y 18:45(Sala de grabación).

Sous-titres Espagnol

- Miércoles 12, 18:45 (Sala de conferencias).

Sous-titres Français

- Jueves 13, 11:45 y 14:00 (Salón de grabación), 18:00 (Sala de conferencias) y 18:45 (Sala de grabación).

Sous-titres Espagnol

- Jueves 13, 15:15 (Sala de conferencias).

Sous-titres Français

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pizarrita, pizarrita, dime qué es mejor hacer en clase

 

Este año, por razones que omito, manejo dos tipos de pizarra, una tradicional,  negra, sobre la que se escribe con tiza, y otra blanca, de esas en las que se pinta con un rotulador que se puede borrar y huele muy fuerte. En la etiqueta que lo recubre se hace constar que no contiene xileno ni disolventes similares. No sé hasta qué punto el xileno y familia pueden ser tóxicos, pero la advertencia, desde luego, suscita suspicacias. Ya se sabe, excutatio non petita, accusatio manifesta. No es del todo una excusatio ni una accusatio, pero hace pensar que otros rotuladores contienen agentes químicos dañinos. Y, además, en cualquier caso, me inquieta la advertencia. Es como si al entrar en una tienda me dijeran, aquí no robamos. Basta con el aviso para que uno se mosquee.

Quizá también la tiza con la que pinto en la pizarra tradicional esté cubriendo mis pulmones con un blanco y reseco manto . Cada vez que paso por una obra del tranvía en la que están cortando baldosas a pelo y se desprenden grandes nubes de polvo, me abstengo de respirar y cuando ya no puedo más, tomo un poco de aire, pero lo expulso en seguida. Me acuerdo siempre de ese filósofo que murió porque había aspirado maléfico  micropartículas de cristal, quizá Spinoza.

Desde luego, lo que no tiene comparación es el borrador. El de la pizarra blanca es una asquerosidad que hay que coger con pinzas, porque lo tizna todo y deja un rastro de arma química. El que borra la tiza es más majico, mancha, pero pertenece al ámbito de lo dulce, podrían hacerse chucherías, maxmellows, con su forma.

En la pizarra hay quien proyecta todo su saber, la satura con símbolos abstractos, con palabras, con esquemas. En una clase, la llena una o dos veces, convirtiéndola en un altavoz visual de sus conocimientos. A veces, se hace porque se confía poco en la palabra, otras porque se piensa que sirve de ayuda al estudiante, como tal vez sirvió de ayuda al profesor cuando todavía era alumno. Otras, sin embargo, sirve para ralentizar el ritmo de la clase, para perder tiempo incluso, para crear la ficción de que se transmite un saber sagrado, que debe quedar fijado a través de la letra para que adquiera el rango necesario.

Yo siempre me resistí a tomar apuntes, siempre tuve que implorar a la bondadosa compañera de turno que me pasara los suyos para echarles un vistazo antes de los exámenes, y también siempre me he resistido a escribir en la pizarra, salvo cuando siento que es absolutamente necesario para evitar ambigüedades o males mayores.

Una de las razones en las que me baso es insuficiente. Se trata de mi mala caligrafía. En Cou, para mejorarla, tuve que rellenar cuadernos de los que rellenan los niños chicos y más adelante, tuve que optar por letras parecidas a las de las máquinas de escribir, separadas unas de otras, porque si escribía juntándolas, de forma espontánea, no entendía ni yo lo escrito. Pero otra de las razones por las que me muestro reticente a la hora de sobreutilizar la pizarra creo que tiene fundamento. Creo que hacerlo para transcribir palabras que contienen sonidos que acabo de explicar cómo se transponen gráficamente, por poner solo un ejemplo, supone una falsa ayuda, fomenta la dependencia hacia el profesor, le da una importancia que, por el contrario, debe tender a minimizar, porque es misión suya fomentar la autonomía, la capacidad para resolver las dificultades independientemente, sin socorros sobreprotectores o aprendiendo, en todo caso,  a buscar la ayuda por cuenta de uno mismo, si verdaderamente no se llega tras la reflexión.

Repubblica reproduce una serie de fotos de Alejandro Guijarro, publicadas originalmente en Mymodernmet, de pizarras de grandes centro de enseñanza, desde Oxford al SLAC National Accelerator Laboratory de  Menlo Park, pasando por el Cern o Cambridge. Algunas quitan el hipo, porque parecen contener universos enteros de grandes conocimientos, síntesis que resumen en origen del universo. Es verdad que la mayor parte son de ciencias exactas, matemática, física, que se basan más en fórmulas que en el discurso hablado, pero aun así da la sensación de que avasallan, de que un poco más despacio y dejando más espacio al estudiante, el aprendizaje, quizá, habría sido más hondo, más sabroso, más fecundo.

Fuente:

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteCern

 

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteBerkeley

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteStanford

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteCern

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteSLAC National Accelerator Laboratory

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteBerkeley

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteCambridge

 

Formule ed equazioni: quando la lavagna diventa opera d'arteCambridge