adiós

sábado, 1 de diciembre de 2012

El mejor sitio para hacerse el dormido, el Chateau Marmont, un hotel de culto en el Sunset Boulevard, West Hollywood, California. “If you want to play possum, do it at the Chateau Marmont.”

 

Jork-Weeismann_Asleep-at-the-Chateau

Que si Led Zeppelin entró hasta el hall con su Harley; que si Jim Morrison gastó en él lo que llamó su “eight of my nine lives” cuando se cayó del tejado; que si Gene Harlow y Clark Gable consumaron allí su idilio; que si James Dean subió por la ventana de una de las habitaciones para hacer una prueba con Natalie Wood antes de rodar Rebelde sin causa; que si  John Belushi murió en uno de sus bungalows; que si el video de Lily Allen y la recreación de james Franco en el Moca; que si es donde se ha criado Frances Bean Cobain, la huérfana di Kurt Cobain, cerca, como debe ser, de su madre, Courtney Love, titular de una suite (en la página web del hotel se puede ver el plano de las suites); que si David Lynch adora la luz del paraje y también el pollo frito con puré de los domingos por la noche; que si Sofía Coppola lo saco en Somewhere, etc, etc… Cualquier venerable, beato, santo, semidiós o dios del mundo del espectáculo y, si me apuran, del literario, que se precie, parece ser que ha pasado alguna velada en el Hotel Chateau Marmont, discreto a la par que elegante, familiar, con encanto, pero dotado de todos los servicios.

En fin, qué mejor sitio que para hacerse el dormido y ser fotografiado por Jork Weismann. El resultado es una tribu de famosos  con los ojitos cerrados, pero que hasta en brazos de Morfeo dejan transparentar su fuerte personalidad, todos ellos reunidos en uno de esos libros de fotos que veo descritos como coffee table book, uno más de los que aparecen sobre las mesas bajas de las casas  de los reportajes de decoración, casas de gente que cuenta, profesionales liberales de éxito, artisteo y algún prometedor empresario que finge tener buen gusto.

La página web ilustra la descripción de cada habitación con a foto de un ilustre morador. Natalie Wood, por aquí, Gina Lollobrigida, por allá, H. Bogart, acullá, G. Kelly, en la piscina, o  Rex Reed y Rachel Welch, en el Two bed Penthouse, y todos, salvo la Welch, en blanco y negro, tan a gusto, relajados y sonrientes, como los domingos en su casa.

Por cierto, ya sé que el hotel imita el estilo de los castillos del Loira y es normal que la bodega del restaurante cuente con muchos vinos du pays du pays de la Loire, Francia, quiero decir, pero es que solo contando los Burdeos hay tres veces más exquisiteces de los vecinos que nuestras. ¿Para cuándo una comitiva de empresarios, presidida quizá por alguien de la casa real, para promocionar nuestros caldos en tan importante lugar de citas internacionales?

¡Ah, la carta no especifica la divisa!. ¡Ni falta que hace, por cierto!

SPAIN

WHITE:                                                                                                                  - Priorat 2010, Les Brugueres, La Conreria d’Scala Dei. . . . …………. 68
RED
- Jumilla 2008, Casa de la Ermita Crianza. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  39
- Rioja 2005, Marques de Murrieta Reserva. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
- Ribera del Duero 2007, Emilio Moro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66

FRANCE
Bordeaux
RED     
- Lalande-de-Pomerol 2007, Château Belles-Graves.... . . . ...................65
- Saint-Émilion 2003, Château Simard. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
- Pomerol 2006, Château Lagrange.............................................………….80
- Saint-Émilion 2001, Château Larmande. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ........ 110
- Margaux 2ème Cru 2003, Château Rauzan-Ségla. . . . . . . . . . . . . . ....  165
- Saint Julien 4ème Cru 1986, Château Beychevelle. . . . . . . . . . . . . . . 360
- Saint-Estéphe 2èmeCru 1996, Château Cos D’Estournel. . . . . . . .    440
- Saint Julien 2ème Cru 1990, Château Léoville-Las Cases. . . . . . . . .595
- Pessac-Leognan 1erCru 1996, Château Haut Brion................850
- Saint-Émilion 1er Grand Cru Classé A 1998, Château Cheval Blanc..950
- Pauillac 1erCru 1966, Château Lafite Rothschild. . . . . . . . . . . . . . . 1200
- Pauillac 1er Cru 2005, Château Mouton Rothschild.......... . . ..........1325
- Margaux 1er Cru 2003, Château Margaux............... . . . . ...............1450

Fotodel libro Asleep at the chateau

Patti Smith en Chateau Marmont, el hotel más guay del Sunset Boulevard   © Jork Weismann (Fuente)

 

(c) Jork WeismannJohnny Halliday   © Jork Weismann  (Fuente)

 

Jork-Weeismann_Asleep-at-the-ChateauLapo Elkann © Jork Weismann (Fuente)

 

(c) Jork WeismannLydia Hearst   © Jork Weismann (Fuente)

 

seite-8Irina Lazareanu con Pete Doherty  © Jork Weismann  (Fuente)

 

© Jork Weismann (Fuente)

miércoles, 28 de noviembre de 2012

“De zapatillas” y no descalzo como un torpe y remilgado paquidermo. Baroja tenía mucha razón en dudar, porque la patria no está en los ojos de nadie, sino en unas simples zapatillas sin talón.

 

28112012376

 

 

Las zapatillas de invierno están a medio camino entre el zapato muy usado y el pan de leche mordido. Pepe da Rosa lo decía muy bien en una copla, “te quiero más que a un zapatito viejo”. Dejé de usarlas, porque el perro me las quitaba. Era joven y quería quedárselas para morderlas, dormir junto a ellas, tenerlas presentes en su vida. Debía sentir que me robaba algo importante, mi alma quizá. Como los niños que antes se vestían de vaqueros para afirmar su masculinidad sin haber pisado el Far west , Roco afirmaba su carácter de persona no humana  destrozando con amor, lentamente, mis chinelas. Cansado de comprar un par a la semana, al final, las borré de mi vida. Para satisfacerle, opté por quitarme el calcetín y ofrecerle en prenda de amor mi pie desnudo. Cerca de él, en contacto, como dicen los psicólogos, el bicho hasta dormía mejor. Pasaron los años y vi que ya no le interesaban tanto, a penas tonteaba un momento con las de las personas que conviven conmigo. Seguro mismo o resignado quizá, no las quería, salvo cuando le daba la murria y tenía un momento de regresión infantil, como nos pasa a todos, por otra parte.

28112012375Dio la casualidad de que recientemente fui a Primark, un centro de primeros auxilio domésticos, y pillé unas a cuatro euros. Enseguida se deformaron y la plantilla se hundió por todos lados menos por el puente. Además, cargo el peso hacia dentro, de forma que  la base parece un paisaje de media montaña.  Lo que me interesa, sin embargo,  decir es que he descubierto que lo mismo que se puede ir de chándal por la vida, de nones o de morros, de chulo o de bueno, hay un estado de ánimo que se puede definir como estar de zapatillas. Baroja tenía razón en sus dudas, había intuido que las zapatillas confieren carácter y no son un mero complemento de una personalidad, como la sonrisa, tantas veces falsa.

He pasado muchos inviernos descalzo por casa,  dando zanquetadas,  extremando el cuidado para no pisar lo mojado, para no aplastar las migas,  andando como un torpe y remilgado paquidermo, a veces con dos calcetines,  otras con los dedos helados, hasta descubrir, medio por casualidad, que mi patria no estaba en los ojos de nadie, sino en unas simples zapatillas sin talón. Ir de algo por la vida, sobre todo, tal vez, de bueno, implica falsedad, impostación, conlleva hacer arte de la necesidad, haber optado por el desequilibrio entre lo que somos y lo que queremos ser o parecer. Gracias a los años en los que viví descalzo por casa, he descubierto que, una horas o solo unos minutos al día, de zapatillas vivo mejor y me fundo conmigo mismo sin afeites ni mohines, tan a gusto, sin culpa ni desdén, como debió de ser siempre.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Tony Lebranc y Borau en la biblioteca de la E.O.I. 1 de Zaragoza

 

Fallece el cineasta zaragozano José Luis Borau Fallece el actor Tony Leblanc

Nuestra biblioteca recuerda el reciente fallecimiento del actor y del director de cine aragonés y recuerda que entre sus fondos se encuentran algunas de sus obras.

Para obtener mayor información clica aquí