Viaje a Francia en 2016

sábado, 21 de abril de 2012

¿Y tú de quién eres, del Barcelona o del Madrid? Yo, de Marujita.

Lo crudo y lo cocido, el centro y la periferia, figuración o abstracción. En nada tanto como en el fútbol resulta difícil la vía intermedia. Que yo sepa no existen personas que sean a un tiempo del Madrid y del Barcelona; es más, esa postura existencial resulta inimaginable por un cuerdo. Por eso, quizá, lo
17092011025
mejor sería volvernos locos y empezar a aceptar estados intermedios, forzarnos a la mezcla, sumergirnos, como en algunas terapias psicológicas, en aquello que nos da miedo, vivir de lleno el horror a la contaminación blanca o culé, celebrar  la singularidad fenomenológica que supone Messi, si eres del Madrid, o la cosmovisión de Pijoaparte de Ronaldo, si eres del Barça. Ya sé que es difícil, imposible, tal vez, mientras siga en su puesto cierto entrenador y su guardia pretoriana, mientras el otro mee seny. Pero, hubo un tiempo, por lo menos en mi caso, en que odiaba el fútbol, los programas de radio del domingo por la tarde, los álbumes de cromos con jugadores, cuanto oliera a hinchada y casi a mera

Snow in sport: Snow in sport


afición, un tiempo en que esas cosas me sabían a  alienación, aunque fuera de la buena, de la mejor, de altísima gana. Eran los años de la política, cuando contra Franco tenías un ocio mucho más enriquecedor, o, por lo menos, igual de emocionante, en otros terrenos de juego. Después, el repliegue hacia lo privado fue abriendo las puertas al pelotón, un ratito cada fin de semana, más las crónicas de Relaño en El País. Hasta que al final, me Imagendescubrí de un equipo, precisamente del que no era de la ciudad en la que había nacido y vivido hasta casi los treinta años. Fue fruto tardío de mi apego por los márgenes, por los exiliados, de mi querencia por las callejuelas frente a las avenidas. Después, completé los rasgos del autoretrato del hincha moderado, porque el cóctel de valores, detalles estéticos, actitudes vitales y políticas y rasgos de carácter que proyectaba, en sentido freudiano, sobre mi equipo me convencía. Y así he llegado a este clásico de hoy en el que nos jugamos la liga los definitivamente alienados.
Si a Vd. le queda alguna duda del equipo al cual debe pertenecer su alma, puede completar el siguiente test en italiano, al que ofrezco un enlace, y que contiene preguntas tan profundas como las que copio a continuación:

11) Nella vita vuoi più
amore
più soldi
12) Meglio un
dribbling
un contropiede
15) Scopri una cosa bellissima:
informi subito la persona più cara
lo metti su Facebook?
Enlace


eoi cumple 100 años: el placer a medida de hablar otras lenguas

Venida directamente desde Madrid, en Tudela se puede visitar la exposición sobre los 100 años de historia de la E.O.I., ese extraño organismo, sin parangón entre los centros escolares públicos de la Unión Europea, a mitad de camino entre servicio social y centro educativo, y que podría depender de cualquiera de los ministerios que se ocupan de esas cosas; un sitio al que la mayoría acude porque quiere y porque cuesta poco, porque lo que obtiene de él, en cuanto aprendizaje, suele compensar lo que se exige a cambio. Un tipo de centro que es centro escolar para los más jóvenes y centro de día para los mayores y cuya titulación sirve de poco, por lo menos en el ámbito público. Sí, somos útiles cuando nuestros certificados de nivel se presentan al lado de títulos de mayor importancia, pero solos no somos nadie, no somos necesarios.

Por mi parte, que así sea, prefiero estar más del lado del ocio que del negocio, del capricho o el gusto que de la obligación, de la voluntad que de la necesidad, del feliz  sueño de hablar otras lenguas con el mayor número posible de palabras, de matices, de expresiones, de referencias, que del lado de las pesadillas en las que aparece el Prof. Maurer y su objetivo militar, la conquista de la colina de las mil palabras, también conocida como la colina del espejismo de la mera utilidad, del mero rudimento, la llave inglesa o el martillo y nada más... Bueno, tampoco hay que pasarse, quizá también eso sea necesario, que quien quiera poco pueda obtenerlo, aunque, cuando los objetivos son enclenques, la ganancia suela ser magra.

Pero aquellos que prefieran una caja de herramientas bien abastecida, con instrumentos más precisos, destornilladores de estrellas, gubias para modelar la realidad, pinceles de marta cibelina para pintarla de colores, ojalá que puedan venir a nuestras clases, se sientan a gusto y sigan pagando precios razonables.

cartel expo centenario 3logos

viernes, 20 de abril de 2012

Los mellizos de M. Antonio y Cleopatra, Alejandro Helios y Cleopatra Selene, pillados en una escultura.

Alejandro Helios  y su hermana melliza Cleopatra Selene, el niño solar y la niña lunar, de sangre patricia romana por parte de padre y divina por parte de madre, cuyo rostro era desconocido hasta ahora, han aparecido abrazados en un templo dedicado a Hathor, en la ciudad de Dendera, en el  Alto Egipto,  donde todo parece indicar que llevaban siglos sin llamar la atención de nadie. Al parecer, la obra se encuentra ahora en el museo arqueológico de El Cairo. Así de crueles son los designios del arte y la arqueología. De repente, lo que valía poco adquiere una importancia inusitada, lo que nadie miraba pasa a ser objeto de desmedida curiosidad. Las serpientes de piedra que les custodiaban de poco les han servido, aunque seguramente no dejen de ser una advertencia para los impíos futuros mirones.
Pero lo que interesaría saber en este caso es qué tal les ha sentado el descubrimiento a estas pobres criaturas, hijos de suicidas, exentos de tener que dar cuenta a nadie, yin y yang, Zipi y Zape de la antigüedad, juntos en silencio durante siglos y hoy a la vista de todos. Las dos novelas de hermanos o hermanastros enamorados que conozco, Ada o el ardor, de Navokov, y Las benévolas, de Jonathan Littell, mucho más reciente y peor, aconsejan dejarles en paz cuando su amor es de verdad.
(Fuente)
                     Egitto, ritrovati i gemelli di Antonio e Cleopatra
                     Egitto, ritrovati i gemelli di Antonio e Cleopatra

Pequeños disgustos de la prensa diaria: vaya maneras de luchar por el medio ambiente. las cacerías reales, el Earth day y el personaje del quemado que escribe cartas públicas para su privado desahogo



Si me dejara llevar por la cantidad de noticias que me desconciertan, si dejara que  el disgusto que me produce lo que leo, esclavo de mi afición a la prensa diaria, se adueñara de mí acabaría como ese personaje de S. Bellow (Herzog) que vive para escribir notas de queja, lamentos, reflexiones iracundas sobre la marcha del mundo. Creo recordar que en una obra de Capote hay otro individuo, quizá una vieja, con la misma afición, y en Pastoral americana (Ph. Roth) el patriarca Levov también se apunta al género de la denuncia epistolar en busca de alivio a su mala leche reconcentrada contra Nixon y los suyos. Entre mis parientes, durante algunos años, cada vez que alguien comentaba un abuso flagrante, una injusticia palmaria, pero poco difundida o insuficientemente reparada, se le respondía con un latiguillo que todavía hoy se nos escapa sin querer: "escribe una carta al El País". Pero eso tenía sentido cuando el diario madrileño todavía era visto como un refugio de la verdad en el que contaba más el ideal que los intereses de la empresa o el futuro electoral próximo. Dos de las noticias que me retumban en la cabeza son el deshonor de la presidencia de honor de Adena (WWF España), que ostenta el rey Juan Carlos, cazador de elefantes, osos, búfalos, leopardos,  y, en general, piezas de caza 
mayor, a veces en lamentable estado, como el Mitrofán, el oso borracho, y otra, la ligada a la celebración del Earh day por parte de miss Filipinas, cuyas fotos publicitarias reproduce la prensa internacional.
"Así, no", diría alguno de los personajes a los que les dolía el mundo, o España, o la humanidad. La ginebra mezcla bien con la tónica, las galletas Chiquilín con el café, pero las excentricidades privadas con ciertos cargos, no, ni tampoco la publicidad comercial, más o menos encubierta, con las causas nobles como la defensa de la naturaleza. Esa falsa sonrisa de la miss yo diría que es más de temer que de agradecer.

Mobutu confirma el dicho leninista: Cuando una multinacional sale por la puerta, otra entra pecho alante.

El etarra Félix Alberto López de la Calle Gauna, 'Mobutu', ha comparecido en la Audiencia Nacional vistiendo una camiseta de la selección argentina.

Resulta que Felix Alberto López de la Calle, alias Mobutu, acudió ayer al juicio que se celebra contra él por el asesinato de tres guardias civiles con una camiseta de la selección argentina, seguramente como muestra de apoyo a la nacionalización de Repsol YPF. Dejando a un lado la medida del gobierno argentino, del que desconfío tanto como de la multinacional, me llama la atención, una vez más, el acicalamiento indumentario del mundo ultranacionalista vasco. Arregladísimos pero informales, a estos personajes (y personajes más que personas es lo que veo en las imágenes que publican los periódicos) no les suele faltar nunca detalle, y menos en el uniforme que se ponen para los juicios. Quizá, por eso sólo sea una muestra de descuido el símbolo de Adidas que luce en el pecho. O quizá es que, parafraseando unas conocidas palabras de Lenin, cuando una multinacional sale por la puerta, vuelve a entrar otra  pecho alante.

jueves, 19 de abril de 2012

Pura nostalgia de tren

De un tren que no vaya demasiado deprisa, que no se pueda coger 10 o 12 veces al día, que no cueste tanto, que en vez de hacer ¡pssssssss!, emita un ruido con vocales, aunque ya no sea el añorado ¡chu, chu!, que permita sentarse mirando a los viajeros a la cara, en que ir al baño no dé miedo a ser abducido, en el cada vez que miras para arriba no te encuentres un peliculón americano, un tren en el que los acompañantes te puedan seguir hasta el andén, aunque despedirse a través de la ventanilla haya pasado a la historia sentimental de los viejos enamorados, un tren con revisor y sin tanta azafata, otro tren distinto del AVE, aunque sea uno por la mañana y otro por la tarde para ir a Madrid en tres o cuatro placenteras o angustiadas horas de conversación, lectura o silencio.
                  19042012692
(Agustín García Calvo, Del tren)
11022012473
AVE

martes, 17 de abril de 2012

Damien Hirst comenta sus pinturas preferidas

Damien Hirst, el autor del cráneo más privilegiado de la historia del arte, conocido quizá más por el precio que han alcanzado sus obras que por sus obras mismas, ex enfant terrible hoy cerca de los 50 años, ha acabado por ceder al encanto de la Tate Modern, a la que tanto había criticado. Desde el día 4 de abril y hasta el próximo 9 de septiembre el museo londinense le dedica una gran exposición retrospectiva. El diario Guardian se ha ocupado ampliamente del acontecimiento y entre lo publicado se encuentra una galería de imágenes con obras ajenas escogidas y comentadas por el artista. He aquí dos de ellas y el enlace al resto de las obras comentadas (enlace)

Tate collection: The Ghost of a Flea by William Blake


William Blake, The Ghost of a Flea (c1819-20)    Photograph: Tate    
I always wanted to do big things when I was younger. I thought big is good ... So when I came across the Blake painting, I thought: 'What is it? It takes you in there. It's dark, and it's scary, and it has this huge scale.' Then you think: 'Where is the flea? What is the flea? Why is it the ghost of a flea?' It was probably the most frightening image I'd ever seen. It seduces you; it asks so many questions, but doesn’t answer them. I really enjoyed thinking about it and looking at it. I went back and saw it a few times. Later, I looked at all Blake’s work, but it didn’t have the same power as that image. It has that David Lynch feel to it, hasn’t it?


Tate collection: Study for a Portrait by Francis Bacon


Francis Bacon, Study for a Portrait (1952)
An image can be anything and can come from anywhere, and you can use anything available to create that image – and Bacon created unforgettable images that you can’t get out of your head ... I think art is one plus one equals three. But it’s a third thing and a fourth thing and a fifth thing – things start to happen. You can’t look at that curtain in the Bacon painting Study for a Portrait, for example, and answer the question of it without seeing everything else. So that's what the problem is. And once you do that, you can’t look at the face of the guy without looking at the box. You don't doubt that you know why he's screaming, but what is he screaming about? Photograph: Estate of Francis Bacon. All Rights Reserved, DACS 2012

lunes, 16 de abril de 2012

Esther de la Varga expone en el Rincón de Gato: Dentro, del 13-4 al 15-5-2012.

El recuerdo incendiado
arde como el amor. (J.A. Valente, El fuego)

Si su página web fuera su mano (fina, de largos dedos), diría que veo en la obra de Esther de la Varga  dos líneas maestras, profundas las dos, bien marcados sus surcos, la de la técnica y la de la inspiración, la decorativa y la escatológica. Son el principio o final y la forma variable que adoptan en sus ensimismadas figuraciones, tan intensas, como si le fuera en cada una de ella su propia vida artística. Esther, reacia al blanco, tan proclive a los tonos expresionistas, achagalados, por momentos, pero un poco desleídos, y que otras veces parece hija  simbolista P. della Francesca, se muere por pintar.

De una de las líneas de la mano brotan riachuelos que fecundan sus obras. Son los motivos geométricos, sus enrejados, caligrafías, esbozos rupestres, cerámicas, aljamiados, a menudo descompuestos en formas caleidoscópicas. Otras veces, el manantial brota sin adornos, dejando a su paso residuos eternos, cráneos, sangre, osamentas, personajes que quieren ajustar cuentas, miran desde otra dimensión o forman parte de escenarios ensoñados. Cuando Esther deja de tener que demostrar y les presta su voz  más sincera, cuando se deja ver entre los brillos de lo  aprendido, con delicadeza o rotundidad, descaro o timidez, cuando la pericia, sometida, obedece a la raíz, entonces deja de pintar bien para pintar, además, la verdad.

Javier Brox

 

Esther de la Varga se presenta:

"Es muy posible que gran parte de culpa en fomentar mi vocación la tuvieran mis abuelos. Los‭ primeros ‬recuerdos que guardo de niña cuando les visitaba,‭ ‬eran una cuartilla,‭ pinturas y la cabeza y los codos pegados a una gran mesa de madera que tan apenas alcanzaba.‭ Comencé mi formación en la escuela de arte de Zaragoza en el año‭ ‬89,‭ ‬que abandoné tras dos años de dibujar apasionantes bodegones y figuras de escayola.‭

Mi destino próximo sería estudiar en Barcelona en la escuela Massana,‭ ‬donde me matriculé en escultura en el año‭ ‬91‭ ‬y pude concluir en el año‭ ‬95‭ ‬como la única superviviente que se graduaba en esta especialidad ‭¿‬Sería tal vez una señal‭? Aquel año me concedió la escuela una beca‭ ‬postgrado que por motivos personales no pude‭ ‬desarrollar hasta dos años más tarde.‭
‬A finales del‭ ‬95‭ ‬regreso a Zaragoza,‭ ‬alquilo un pequeño estudio donde trabajo principalmente escultura.Recibo un premio, dos exposiciones,‭ ‬una instalación‭,subvenciones del Gobierno de Aragón, ‭seleccionada en un certamen Caja Madrid...pero regreso en el‭ ‬97‭ ‬a Barcelona y al cerrar el estudio surge el drama del final fatídico que sufrieron mis esculturas‭; ‬un húmedo trastero, ‭pedazos tirados en un container,‭ ‬donaciones varias a los amigos...
Aires nuevos para otra etapa que afrontaba de vuelta a la Massana y poder disfrutar finalmente la beca en grabado y serigrafía.‭ Combinaba ambas técnicas,‭ ‬mezclando collage,‭ acuarela, acrílicos, ceras... ‬me gusta experimentar,‭ ‬pero entre otras cosas porque soy incapaz de hacer una serie en condiciones y sin que suceda un imprevisto, ‬falta de cálculo,‭ ‬una mancha inoportuna‭!!! ... cuanto se puede aprovechar de los errores,‭ ‬son más interesantes,‭ ‬siempre te llevan a lugares insospechados.‭ ‬Al año siguiente me dieron el premio de grabado Santa Isabel de Portugal de la Diputación Provincial de Zaragoza.
Me quedé en serigrafía tres‭ ‬años más,‭ ‬fui derivando mi trabajo hacia la pintura,‭ ‬alternando técnicas varias,‭ ‬moviéndome mucho entre dos ciudades y un gran desierto, el de los Monegros que me acompañaba en tantos viajes.‭ ‬Empezaba a sentirme extraña en Barcelona,‭ ‬decidí regresar a mi ciudad pensando que era momento de concluir una etapa de estudiante‭ ‬que me resistía a dejar.‭ Sin embargo continua conmigo ‬la misma curiosidad,la búsqueda como el mejor compañero de viaje,‭ ‬los errores me van guiando el camino a seguir."

Algunas obras suyas (todas la fotos están tomadas de su página web):

               

Ninot

              

Charo

                                 SEXTO SENTIDO

Sexto sentido

                     

De la serie Ensoñaciones

                     

Tabla IV

     myegoo_tablai_o

Tabla I

                                                   

Sola

 

myegoo_sueno7_s

De la serie Ensoñaciones

Flores de Agua

Flores de agua

                

Zaragoza rebel

myegoo_democatalogo1

La instalación expuesta en  nuestra Escuela, titulada Dentro, como la canción de Aute en la que se inspira, formó parte de la exposición  Luis Eduardo Aute: Obra gráfica 1996-2007 y Circo de Auteómatas (Centro de Historia, Zaragoza, 11 de febrero-18 de abril de 2010). La organización de la exposición corrió a cargo de Artix espacio creativo.

 

cartel EOI-2

Dentro

A veces recuerdo tu imagen
desnuda en la noche vacía,
tu cuerpo sin peso se abre
y abrazo mi propia mentira.

Así me reanuda la sangre
tensando la carne dormida,
mis dedos aprietan, amantes,
un hondo compás de caricias.

Dentro
me quemo por ti,
me vierto sin ti
y nace un muerto.

Mi mano ahuyentó soledades
tomando tu forma precisa,
la piel que te hice en el aire
recibe un temblor de semilla.

Un quieto cansancio me esparce,
tu imagen se borra enseguida,
me llena una ausencia de hambre
y un dulce calor de saliva.

Dentro
me quemo por ti,
me vierto sin ti
y nace un muerto.
       Dentro 
Dentro

Curriculum Vitae de Esther de la Varga (Zaragoza, 1972):
FORMACIÓN ACADÉMICA
- Postgrado en Serigrafía y Grabado por la Escuela Massana 1997–01
- Graduada en Escultura por la Escuela Massana de Barcelona 1991–95
- Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza 1989–91
FORMACIÓN COMPLEMENTARIA
- Talleres Arte Contemporáneo Centro de Historia (Zaragoza)2006/07
- Técnicas Grabado y estampación Escuela de Grabado (Fuendetodos) 2002
- Curso Estampación textil y seda (Barcelona) 2001
- Curso Modelado Cuerpo Humano Escuela Massana (Barcelona) 1999/01
- Curso Escultura Gran Formato Escuela de cerámica La Bisbal (Tarragona) 1997
BECAS Y PREMIOS
- Beca DGA Curso de Técnicas de Grabado (Fuendetodos) 2002
- Subvención DGA Proyecto de exposición sobre el Flamenco 2002
- Ayuda Formación DGA Estampación textil y pintura en seda 2001
- Subvención DGA Proyecto de exposición Cuentos del Sur 2001
- Beca Grabado y Estampación en el Pueblo Español (Barcelona)1999
- Gran Premio de Grabado Isabel de Portugal DPZ 1998
- Beca de perfeccionamiento Gobierno de Aragón Escultura a Gran formato
en La Bisbal (Gerona) 1997/98
- Ayuda DGA en la Creación Instalación Necrópolis 1996
. Tercer premio Escultura Arte Joven Gobierno de Aragón 1996
- XX Certamen Nacional Escultura seleccionada en Caja Madrid 1996
- Beca postgrado Grabado y Serigrafía en la Escuela Massana 1995
COLABOR ACIONES
He colaborado aportando ilustraciones en el fanzine “Confesiones de Margot”´así como con la compañía de teatro Che y Moche con La Jirafa de Buñuel. Además de participar con asociaciones creativas como Equiart, Artix, Zarteria, Somos Arte, en diferentes proyectos artísticos como intervenciones en el espacio Live Painting, instalaciones en Okuparte y performances
en la Antigua Harinera.

domingo, 15 de abril de 2012

Las canciones en las novelas de Philip Roth, narración lírica: I’be seeing you y Caravan, de Duke Ellington.

Je me souviens que Caravan, de Duke Ellington, était une rarité discographique et que pendant des années j’en connus l’existance sans l’avoir jamais entendu”, G. Perec, Je me souviens.

Las novelas de Roth están llenas de voces terribles o que enamoran, fluidas o balbucientes, están llenas de conversaciones, llamadas telefónicas, programas de radio y tantas, tantas canciones. En su afán de recreación histórica, el novelista americano, cuanto más de lejos cita al tema, al personaje, a la trama, cuanto más pormenorizadamente analiza y trata los hechos, como en Me casé con un comunista o Pastoral americana (463 y 511 páginas, respectivamente, en sus ediciones de bolsillo españolas) más tiende a multiplicar en sus obras la referencia a piezas de música popular, la misma que, según Proust, debe ser detestada por su nula importancia en la historia del Arte, pero no despreciada, dado su valor, “immense dans l’histoire sentimental des sociétés”. Seguramente, una de las claves interpretativas que justifican el frecuente recurso de Roth a canciones que no se oyen, de cuya letra a veces no aparece ni siquiera un fragmento, esté en el regusto evocativo que posee la música. La vida cotidiana en los años dorados de la radio y en los principios de la televisión, momentos históricos tan presentes en la narrativa del excelso novelista, es indisociable de la música popular. Y una de las constantes de su obra, junto con la densa documentación histórica que maneja, el trabajo de archivo o de campo, es lo que podríamos llamar el factor Roth, una interpretación magistralmente escenificada del ser humano, en el que lo individual y lo colectivo, la historia y designios de más longue durée, cobran vida a través de emociones ligadas a detalles insignificantes en apariencia, pero que a menudo, a  la postre, resultan ser isótopos radioactivos que permiten una radiografía certera de los individuos y de sus contextos. Los ecos musicales en Roth, a veces meros apuntes que esconden mucho más de lo que aclaran, concretan la anécdota, al tiempo que la poetizan, la sumergen en la Historia, pero también sirven para llenarla de vida, universalizarla artísticamente, en el sentido aristotélico del Arte.

Pero, la música popular ocupa un lugar relevante no solo en la narrativa de Roth  de larguísimo aliento; en la serie intermedia (Sale el espectro, Indignación, Némesis, etc.) también ocurre. En Némesis, por ejemplo, una canción, I'll be seeing you, hace de contrapunto sentimental, de banda lírica, a los hechos, una técnica tan potente como antigua, ya presente, por ejemplo, en La Châtelaine de Vergy (S.XIII). Algo parecido ocurría con las canciones en los Puentes del condado de Madison (Clean Eastwood), donde la música ralentiza los sucesos, convirtiéndose en una especie de dimensión sincrónica, vertical, frente a la dimensión diacrónica, horizontal, vinculada a la matière narrada, la anécdota, los sucesos, que, por decirlo de algún modo, se resisten a avanzar hacia un final trágico inevitable.

En el caso de Caravan, la pieza musical de Ellington, presente en Pastoral americana, el papel que juega en la obra es insignificante, pero, como tantas otras veces, mezclada a otros detalles, sirve para apuntalar el retrato de la vida cotidiana, que encuentra en las notas del pentagrama una fácil e intensa encarnación.

He aquí el párrafo en el que aparece:

image

American Pastoral

Roth,Philip, Pastoral americana, Debolsillo, 2006. Traducción de Jordi Fibla, p., 69. La edición original en inglés es de 1997( Houghton Mifflin).

 

 

Otras versiones: 1, 2.