adiós

sábado, 24 de diciembre de 2011

Pero, por qué, por qué dicen Guardiola cuando quieren decir seny.


Fotografía de Glyn Klirk (Getty)
Si tuviera que asociar a la figura de Guardiola algunos refranes, todos ellos estarían ligados al sentido común, a la mesura y a la justa ambición que pueda derivarse de la mezcla proporcionada de esos ingredientes. Una vez agitada la coctelera con ellos, el resultado equivale exactamente a la idea que tengo yo del significado de la palabra catalana seny, cuya raíz está presente también en otras lenguas romances. Así, por ejemplo, en el italiano senno y derivados, como forsennato (che, chi è fuori di senno, pazzo), disennato (pazzo, folle) o en el francés forcené ("Un forcené no se puede calificar de loco. Es una persona que ha perdido el dominio de sí
 ImagenFoto: repubblica.it. Guardiola con Trueba Jr. en el Palio de Siena
mismo, que ha perdido la brújula, por un motivo preciso”), términos ligados al extravío, al alejamiento del sentido, la mesura, entendida esta como una  correcta relación sin estridencias ni enajenamiento con la realidad. Quizá, la expresión il senno di poi (la facile saggezza di chi giudica a cose fatte), de significado semejante al español “es fácil de decir a toro pasado”, exprese hasta qué punto la base del seny es una comprensión cabal del mundo que se traduce en la vida cotidiana, en el aquí y ahora, que diría un gestaltista, en un comportamiento a la altura de las circunstancias, sin perder nunca la coherencia con los cimientos que lo sustentan, la educación recibida, la formación asimilada. Pensar en Guardiola y que se te vengan a la cabeza cosas como no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo, chi fa per se fa per tre, si jeunesse  savait, si vieillesse pouvait  o buena parte de las expresiones analizadas en el breviario de dichos burgueses de Léon Bloy (Bloy, Léon, Exégèse des Lieux Communs) es todo uno. Guardiola, hasta cuando le ponen casi patas arriba, como en la foto que encabeza esta entrada, conserva el buen corte y porte, el equilibrio; se muestra modoso y firme con el tren inferior y usa los brazos como alerones, para perder justo el control que la ocasión merece, el mismo que denota su expresión infantilmente adulta. Mientras su filosofía vital sea sincera todo irá relativamente bien, capitalismo socialdemócrata en el que a los de abajo les toca un poco más que los despojos. Si su discurso se convierte en pura ideología empresarial, podemos temernos lo peor, mucha fachada y pomposos discursos bajo los cuales se esconden los trapos más sucios, y malolientes.
Visto lo visto y hecho lo hecho, a Guardiola, para poner la guinda a su impecable tarta de seny, no le falta sino despedirse en el momento preciso, sin forzar las cosas ni perder la compostura, como lo hace quien pasaba por allí y, más por nosotros que por él, se quedó un rato para endulzarnos el tiempo que tuvimos la suerte de compartir  con él. La clave de una vida heroica clásica residía en una muerte temprana. Hasta los tardíos héroes del rock cumplieron  la condición. Nada tan penoso como estar loquillo a partir de los cincuenta. En una vida guiada por el seny,  la clave de la trayectoria de G.,  aunque aquí ya no se trate de mitología ni de épica y quizá ni siquiera de novela, reside en que muera pronto, antes de que empiece la decadencia. Que muera como entrenador,  ça va de soi, según el guión ideal, el manual del perfecto empresario, que ya no son buenos tiempos para la lírica.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Savater, pildoras de consuelo.

 

…el periódico de ayer ya se quedó viejo pero Homero siempre es joven.

Ciertamente la afición a la lectura no es garantía de habilidad en la gestión de la cosa pública ni de tino para afrontar las crisis más urgentes. Y sin embargo, carecer de interés por los contenidos que atesora nuestra tradición intelectual tampoco es precisamente un buen síntoma. (El País, F. Savater)

Otro tanto cabría decir seguramente de la vida privada. A quien le gusta, la  lectura le garantiza diversión, entretenimiento, sufrimiento, dolor y gozo, pero dudo que siente las bases de la sabiduría, entendida como una gestión ecuánime y fructífera de la vida. Si acaso, en quienes llevan la sabiduría en la sangre, la lectura pule las asperezas, da profundidad a los planteamientos, crea resonancias, establece puentes. Pero eso es otra cosa. Sin embargo, es evidente que muchos de los grandes sabios unían conocimiento y acción, porque la acción sola a menudo acaba en disparate y, por otro lado, nadie tan patético como quien sabe todo y no conoce nada.

Fotos de animales

Las fotos ganadoras del concurso Nat  Geo USA

I vincitori del grande  concorso Nat Geo Usa

Autor: Dafna Ben Nun         Un beluga o balena bianca (Delphinapterus leucas) si diverte nel Mar Glaciale Artico della Russia settentrionale.

Categoría. Fotos escogidas por los lectores de la publicación

martes, 20 de diciembre de 2011

La nevada, de Goya, y otros cuadros de tema invernal

Guardian publica un comentario del cuadro La nevada, de Goya, escrito por Jonathan Jones, crítico de arte del periódico y jurado en 2009 del prestigioso premio Turner. El texto hace parte de una serie de glosas sobre los cuadros de tema invernal preferidos por el autor.

He aquí una cita extraída de la glosa, que me hace pensar en una suerte de situación inversa a la del próximo discurso televisivo de Navidad del rey Juan Carlos:

But Goya is never merely decorative. Instead of a simple scene of fun in the snow, he proposes to decorate a palace with an acutely real and compassionate depiction of the poor toiling in bitter weather. While you keep warm with your fires and wines, he reminds his royal patron, others tread wearily through the deepest winter.

Francisco de Goya's The Snowstorm, or La Nevada (1786)

En la misma serie:

Peter Paul Rubens, Venus Frigida

 
 
 
 
 
Venus Frigida: Rubens's portrait of love in a cold climate

JMW Turner, The Fall of an Avalanche in the Grisons (1810)

 
 
 
 
 
 
Avalanche in the Grisons! JMW Turner paints up a storm
The Stove in the Studio (c1865) by Paul Cézanne
Paul Cézanne braves Paris's bleak midwinter

 

Winter Landscape by Casper David Friedrich (c1811)

 
 
 
 
 
Winter Landscape: Casper David Friedrich's seasonal ghost story

 

Piero della Francesca, The Nativity (1470-75)

 A note-perfect Nativity by Piero della Francesca

Henry Raeburn's The Reverend Dr Robert Walker Skating on Duddingston Loch, about 1795

Ice and easy: Henry Raeburn's Skating Minister

Y más.