adiós

sábado, 23 de abril de 2011

De boda con Kate, imposibles equilibrios, ¿pero qué hace una chica como ella en un sitio como ese?

A las familias reales, abre la muralla; a los presidentes Obama y Sarkozy, cierra la muralla; a Elton John, abre la muralla; a Sarah Ferguson, cierra la muralla; a Mr. Bean, abre la muralla…

Clica sobre el texto anterior para acceder a una Kate Middelton recortable con múltiples enlaces a información en italiano sobre su indumentaria y otros detalles del bodorrio: que si la alianza está hecha con oro de una mina real, que si en el ramo habrá mirtos de un árbol de la reina Victoria, que si se va a maquillar ella misma. Y también que no hará voto de obediencia, en este otro enlace en inglés.

L'invito reale

Supongo que el video de T-Mobile sobre la próxima boda real tiene que ver con todo el desequilibrio latente en el asunto, esa mezcla llevada al paroxismo de ocio y negocio, sangre azul y sangre roja, tradiciones y espontaneidad, mesura y exceso. Será porque la distancia que nos separa de Londres es grande, será porque hablan inglés o será porque es un matrimonio plebeyo, o casi, de segunda generación, pero lo cierto es que por lo menos yo me siento menos amenazado por las revistas, menos invadido por las televisiones, con la atención menos secuestrada, más libre, en fin, de curiosear un poco en los detalles, con menos inquina hacia la novia por meterse en esos berenjenales reales que en la boda de nuestro príncipe. Los novios me despiertan cierto sentimiento de protección, el deseo de que quede algo para ellos, de que no se olviden de que su boda, al fin y al cabo, es suya, como la de todos los demás que se han casado, aunque parezca muy distinta de la boda de la inmensa mayoría. Quizá, mi languideciente sentimiento republicano tenga que ver con la feliz ausencia de aquel personaje omnipresente en la boda de Leticia y Felipe, oficiante, actor secundario, guardaespaldas del alma y siniestro memento mori. Aquí el cura parece más simpático, por lo menos el del video.

jueves, 21 de abril de 2011

De copas

103min: Goal! Barcelona 0-1 Real Madrid (Ronaldo). He has finally scored! A firm close-range header from Marcelo's left-wing cross. That should be that.  (Guardian)

Nell'appendice, dopo un'ora di torpore, si rivede improvvisamente Ronaldo che, dopo aver spaventato Pinto al 98' con un diagonale a fil di palo, sblocca finalmente il risultato al 103': vola in cielo su un cross dalla sinistra di Di Maria e infila il pallone di testa sotto la traversa. (Repubblica)

Lionel Messi ne parvenant pas à faire la différence, c'est l'autre vedette de la Liga qui s'en est chargé, reprenant à la 103e minute un centre parfait d'Angel Di Maria - lequel sera expulsé pour un second carton jaune dans les dernières secondes du match. (Le Monde)

Die schönste Kombination des Spiels mündete in einer herrlichen Flanke des Argentiniers Ángel Di María. Der Ball flog in Richtung von Cristiano Ronaldo (hinten), der...... mit einem ebenso herrlichen Kopfball das 1:0 erzielte. (Süddeutsche Zeitung)

El luso avisó y en la siguiente no perdonó. Di María recibió de Marcelo y la colgó al área para que el '7' rematara de forma impecable para superar a Pinto y hundir al Barça, que no supo convertir su dominio en goles y se queda sin opción de triplete. (El Sol)

Похожий случай происходил и в России. В 2010 году завоевавший кубок России по футболу петербургский "Зенит" довез выигранный приз из Ростова в Северную столицу со значительными повреждениям. По неподтвержденным данным, кубок был сломан в самолете. Как заявил руководитель пресс-службы "Зенита" Евгений Гусев, основание трофея откололось само, а не по вине кого-либо из футболистов. По словам Гучева, клуб починил кубок собственными силами, без участия РФС. (Pravda)

Copas, copas, copas:

martes, 19 de abril de 2011

Fotos con famosos

kataweb, una página web italiana dedicada al mundo del espectáculo, ha pedido a sus lectores que enviaran fotos en las que aparecieran junto a personajes famosos. En las más de 700 que han recogido predominan los deportistas, las grandes estrellas de la música o el cine, pero también hay algún buen escritor (Consolo, Fo), algún buen cantante (Battiato, Nannini, Consoli), algún buen actor (Malkovich, Buscemi, Dafoe) y otros personajes interesantes. Me pregunto qué lleva a alguien a querer fotografiarse con un famoso y me respondo que tiene que ser el placer  proporcionado por sus obras, sus pelis, sus canciones, sus goles o sus derechas liftadas. Me pregunto también con quién me gustaría fotografiarme a mí, y  un nombre sobresale nítidamente entre los demás, Juan Eduardo Zuñiga. Le he visto un par de veces de paseo por Madrid y las dos he lamentado no llevar encima un libro suyo para pedirle una dedicatoria. Hay algo en su prosa que me fascina. La siento como el resultado feliz de un esfuerzo titánico, que no oculta su ardua elaboración, pero se presenta al lector con una delicadeza y una modestia incomparables. Hay muchos otros escritores, músicos o artistas en general a los que admiro hondamente, pero no se me ocurriría acercarme a ellos para pedirles una dedicatoria o una foto. creo que tiene que ver con misteriosas armonías, afinidades incontrolables.

Por lo demás, me avergonzaría fotografiarme con muchos otros famosos, quizá por falta de modestia mía, porque hay en la actitud de quien lo hace un reconocimiento implícito del éxito entendido como valor que da la medida de todas las cosas, una placentera aceptación del sistema, un síntoma de complacida alienación. Fotografiarme, pongamos por caso con Berlusconi o con Kaká me dejaría un regusto amargo, porque antes que con sus personas de carne y hueso lo haría con los símbolos de algo de lo que desconfío. Y, sin embargo, vistos en estas fotos, los semidioses se parecen demasiado a nosotros, hasta tal punto que, si no lo supieras de antemano, a menudo no sabrías distinguir quién es el famoso de de la imagen,   porque muchos son celebridades locales, campeones de deportes minoritarios, famosos de serie B, de aquellos que solo por el placer que les debemos pueden despertar el deseo de inmortalizarnos con ellos.

He aquí una muestra de las fotos en las que casi solo aparecen famosos de primera:

 719921192384126142210513121318251485912263516Autoscatto con le star<br /><br />più di 700 foto2

domingo, 17 de abril de 2011

Haber querido siempre tener un perro no quiere decir ser capaz de tenerlo para siempre.

El escritor David Bezmozgis cuenta en Guardian cómo al hacerse mayor pudo por fin cumplir su deseo infantil de tener un perro. Con el tiempo, cuando se trasladó a Brooklyn, la perra, Moody, así llamada “on account of her sad, gentle nature”, acabó siendo cedida a Nina su dog walker y yendo a vivir una especie de paraíso de las comodidades caninas, “the equivalent of a dog spa”.

Conclusión:

That we find her an excellent home only slightly dampens my sense of having committed an act of betrayal, a socially, if not morally, reprehensible act. Also, it is unpleasant to admit that I am not the person I imagined myself to be. That the image I have long cultivated of myself – of the boy who dreamed of a dog – is a false one.

Cursos específicos de francés Santé et Environnement impartidos por el profesor Pedro Cuenca. Exposiciones orales de los alumnos participantes (IX):

Alumna: Irela Arbonés (Curso académico 2010-2011)

(Clica aquí para consultar la Primera parte)

Sierra de Guara  (II)

image

image

image

image

image

image

image