adiós

viernes, 23 de abril de 2010

Egos olímpicos disgregados pero semejantes. Fotos de una instalación de Thomas Schütte en el Reina Sofía de Madrid

http://www.thomas-schuette.de/website_content.php

PICT0991




Espera

PICT0992

Esperan

PICT0993

Esperan el pobre, el rico y el mediopensionista bajo atenta mirada

PICT0994

Esperan el profesor, el pobre, el rico y el mediopensionista

PICT0995

Esperan los estudiantes

PICT0996

Esperan los estudiantes y el oyente

PICT0997

Esperan los del oral dudando si irse

PICT0998

Esperan los del turno de matrícula

PICT0999

Esperan porque ha habido un problema

PICT1000

Esperan los del salón de actos

PICT1002

Espera todavía cinco minutos

PICT1003

Siempre hay uno que desespera

jueves, 22 de abril de 2010

Libro erótico para ciegos. Con los ojos en las yemas de los dedos.

Parece ser que ya la revista Playboy, entre 1970 y 1985, había tirado ediciones en braille, pero sin imágenes táctiles. Ahora, acaba de aparecer un libro erótico con ambas cosas, Tactile Minds. Los modelos son amigos enmascarados de la autora, la canadiense Lisa Murphy, y su precio asciende a unos 180 euros.


clip_image001

Más imágenes.

clip_image001[5]

Que los ciegos o las personas con una importante discapacidad visual, como cualquier otro grupo con una marcada característica diferenciadora con respecto a la mayoría, constituyen eso que llaman un nicho de mercado es indudable. Entre la oferta de la ONCE, la del sector enteramente privado y la de otras instituciones públicas, existe una amplia gama de sorprendentes actividades culturales y para el ocio de quienes no ven , desde visitas a museos hasta recorridos naturalistas adaptados. Lo que me llama la atención, sin embargo, es que casi todas las actividades que conozco están orientadas a hacerles disfrutar de lo que se pierden visualmente a través de un acceso generalmente táctil o auditivo aquellas cosas de las el resto de las personas disfrutamos de forma primordialmente visual. Supongo que el fenómeno es inevitable, pero me pregunto sino tendría también sentido ofrecerles experiencias distintas, que no intentaran paliar sino reinventar la realidad renunciando a la transliteración de la imagen. Lo digo porque no acierto a comprender cabalmente qué es una imagen táctil del tipo de las que propone este libro. Las ilustraciones eróticas de los libros convencionales tiene un valor autónomo en relación al texto, con respecto al cual, sin embargo, juegan un efecto de potenciación recíproca. ¿En el caso de las imágenes del libro de Murphy, el efecto será semejante, el tacto de lo que parecen contornos de cuerpos tendrá un efecto erotizante o sin el texto que acompaña a los relieves ese efecto resultará inexistente?, ¿se podrá leer con una mano el texto mientras con la otra se recorren las imágenes, algo que resulta complicado hacer en el libro tradicional si no se es ciego y con un ojo se quieren mirar las ilustraciones y con el otro seguir leyendo la narración? ¿Serán imágines táctiles con poder de seducción para cualquier persona, independientemente de su capacidad visual?. Casi doscientos euros son demasiados para darse el gusto de satisfacer estas curiosidades. Mi próxima desiderata para la biblioteca de Doctor Cerrada será esta. Quince días de préstamo dan tiempo hasta para devolverlo con agujeros debidos al roce.

Dormir de lejos no es dormir, es como estar durmiendo solos... Dime cómo duermes en pareja y te diré cómo va la cosa. Test del diario La Repubblica elaborado por Brunella Gasperini

Comme de longs échos qui de loin se confondent
Dans une ténébreuse et profonde unité,
Vaste comme la nuit et comme la clarté,
Les parfums, les couleurs et les sons se répondent.

Charles Baudelaire

En el universo todo tiene su trasunto, un juego de espejos difunde al infinito formas primarias que se metamorfosean sin perder su carácter. Y no son muchas, el círculo, el rectángulo, estar arriba o abajo, ir de culo, por el morro o ser legal, llegar pronto o tarde, coger de la mano o del hombro, dar o recibir, bailar o estarse quieto, etc. Por eso, tiras de una hebra y acabas por desentrañar toda la historia universal, el genoma completo de género humano. Es mejor ignorarlo, creer que no hay porqués, confiar en la espontaneidad, en la individualidad, en el ego. Pero no,  un sabio intérprete te puede leer en la palma de la mano, en el fondo del ojo o en los posos del desayuno, quién fuiste, dónde vas y cuánto te queda, si eres de Marujita o desde hace cuantos siglos cojea tu estirpe de un pie. Hasta Sánchez Dragó, singularidad donde las haya,  lo sabe. Por eso, no tiene nada de raro que un test sobre la formar de dormir en pareja sirva para hacer una radiografía sobre el estado de salud de “vuestra vida juntos”, como diría un consejero matrimonial. Este test cuyo enlace doy a continuación es perfecto para saber cuántos días más os soportaréis, si llegaréis a navidad o el muñecolate se derretirá antes. Y para aquellos que llevan años sufriendo el monstruoso ronquido del león a centímetros de sus oídos también sirve. Les dirá  hasta dónde les llegan aún las reservas de aguante.

Yo no ronco, solo “respiro”, pero mi mujer tiene un oído de tísico y un sueño de duende amenazado por los dementores de H. Potter y hasta a mí me ha servido el test para saber qué pasará.  Está en italiano, pero se entiende lo suficientemente bien como para hacerlo sin muchas dificultades. Las solución divide a los humanos en tres categorías. Yo me encuentro entre los más dichosos, aunque con alguna pulsión distorsionadora entrecruzada, que tanto abrazo debe esconder ansia de huida. Para celebrar mi resultado he versionado una canción de Sergio Dalma que a buen seguro  ayudará a conciliar el sueño.

Dormir de lejos no es dormir,
es como estar durmiendo solo.
Tú sobando en tu rincón,
y a dos metros de ti 
durmiendo yo en en polo.
Probemos una sola vez, dormir pegados con Araldit
abrazados al compás, sin separar jamás
tu cuerpo de mi cuerpo.
(estribillo) 
Dormir pegados es dormir,
igual que duerme el mar con calcetines,
corazón con corazón, en un solo colchón dos dormilones,
corazón con corazón, y en un solo colchón
abrazadísimos los dos, asándonos,
sintiéndonos la piel,
nuestra dormida va a empezar,
vamos a probar, probar el arte de sobar. 
Dormir pegados es dormir,
Dormir pegados es dormir
es dormir…
(PseudoDalma)

Enlace al test: http://canali.kataweb.it/salute/2010/04/16/coppie-cosi-le-posizioni-durante-il-sonno-rivelano-se-lintesa-e-davvero-solida/

miércoles, 21 de abril de 2010

En(red)ado. Huesitos de diosa. La radiografía de Marilyn Monroe, una reliquia pagana

En(red)ado. Huesitos de diosa. La radiografía de Marilyn, una reliquia pagana

No cabe duda de que el mundo por más que se empeñe la jerarquía eclesiástica no se ha secularizado. Los dioses, semidioses, santos y demás funcionariado de las alturas siguen existiendo, pero son otros, cantantes, actores, artistas, algún político, auténticos santos como Mandela, con su hagiografía y todo (J. Carlin, Invicitus, el libro en el que está basado la película de Eastwood). Su función es parecida a la que tenían las viejas deidades: justificar, censurar, alentar, desaconsejar, consolar. Sus templos, sin embargo, han cambiado. Ahora son los estadios, las galerías de arte, los mítines y sobre todo la televisión e internet, hechos con la materia de los sueños tecnológicos. Siguen existiendo aquellos edificios que llamamos iglesias, pero cada vez más son una atracción turística. Los fieles allí recogidos, ensimismados o rezando en los bancos, son mirados por los turistas culturales como especímenes de una tribu distinta, digna de observación y estudio.

asalto2

Turistas dudando sobre el mejor momento para asaltar S. Maria ad Martyres, el Pantheon romano.













asalto

Otros turistas les observan con sorpresa y quizá envidia.








restri2

Restricciones de uso en S. Maria ad Martyres, el Pantheon, Roma. El casco no está incluido entre la indumentaria prohibida.












restric

Prohibiciones indumentarias para hombres y mujeres en otra iglesia.






Los turistas se quedan a menudo alejados de los fieles, pero de aquí a poco, como animales que se van familiarizando con el entorno, se confundirán con ellos, les dirán “le importa apartarse que quiero ver mejor esa crucifixión” o “por favor, rece en silencio, que me distrae”. Los gestores de las iglesias intentan separarlos. Por ejemplo, en La Seo, si se está celebrando la misa, hay un cancerbero que no deja pasar a quien visita el templo por mera curiosidad. Quizá los dos colectivos algún día lleguen a pequeños enfrentamientos, dada la legitimidad de ambos intereses, tanto más teniendo en cuenta el dinero público que media en muchas de las grandes restauraciones.

Con respecto a las reliquias, cabe decir otro tanto. Siguen existiendo, pero son otras, hechas con materiales, los guantes de de M Jackson, las gafas de J. Lennon, libros dedicados, capotes toreros mechones de pelo de Elvis o Bolivar. Entre las reliquias, por supuesto, las hay de más y menos valor. Las mejores, como en el pasado, están expuestas a imitaciones, ya que sirven como reclamo susceptible de ser explotado comercialmente.

Foto tomada el 17 de noviembre de un guante que el fallecido cantante Michael Jackson llevó en el ucía en la mano izquierda cuando en 1983 mostró al mundo por primera vez su mítico "moonwalk", que luego se convertiría en una de sus señas de identidad artísticaEl guante original santificado por el la mano del cantante y que se vendio por 230.000 euros.






relibara

Baratijas de carnaval jacksonianas. Pero bastaría un toque de su mano para convertirlas en joyas.











Ya uno de los grandes erasmistas españoles, Alfonso de Valdés, en la línea de Calvino, escribía lo siguiente sobre las reliquias en torno a 1530: romas

(Diálogo de las cosas ocurridas en Roma, citado en Blanco Aguinaga, C., Rodríguez Puértolas, Julio, Zavala, I. M., Ed. Castalia, 1978, Historia social de la literatura española, I, p. 207).

Pero la génesis de la reliquia se basa en la relación desigual entre aquel de quien emana y el que la acepta como tal. Sobre el creador se proyecta un poder mágico proporcional al grado de dificultad de la circunstancia adversa contra la que se busca protección. La reliquia no es más que una batería que almacena esa potente energía que emana del leader o santo, pero debe ser un objeto ligado personalmente a él, aunque a veces pueda bastar con una mera evocación suya, como ponen de manifiesto las siguientes anécdotas sobre Hitler en las que sus imágenes comparten su poder mágico con uno objetos cuyo único valor reside en el carácter sobrehumano trasferido por el dictador. El leader es una suerte de rey Midas que en lugar de convertir en oro lo que toca lo convierte en reliquia

sala1

sala2

salatapa

Sala Rose, Rosa, Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo, Barcelona, Acantilado, 2003. p., 207 y 208.










Parece ser que Marilyn Monroe fue ingresada en 1954 en un hospital de Florida para someterse a una operación mientras estaba en trámites de divorcio con Joe Di Maggio. Ahora, la hija del médico que se quedó con la radiografía quiere ponerla subasta junto con otros objetos pertenecientes a la actriz en el Casino Planet Hollywood de Las Vegas donde ya se encuentra expuesta junto con otros objetos ligados a la diva(http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=704085&idseccio_PK=1028).

En inglés se llama a veces a este tipo de objeto Memorabilia. Esta es la definición del término que ofrece la wikipedia: Similar to a souvenir, memorabilia (from Latin, for memorable) is an object that is treasured for its memories; however, unlike souvenirs, memorabilia are valued for a connection to a historical, sporting event, culture, entertainment. Such items include cigarette cards, air sickness bags, publicity photographs, posters, entertainment-related merchandise, movie memorabilia, pins and other, often-licensed, items.

La diferencia entre souvenir y memorabilia tiene que ver con el hecho de que el souvenir tiene un aura privada, ligada a la idea que prodríamos resumir en un yo estuve allí, mientras que la memorabilia posee el aura que proviene del cruce entre la “historia” y nosotros, pobres mortales, algo que se podría formular como él estuvo allí o lo tocó o se lo puso, siendo ese él objeto de muestra adoración.

Para que los objetos de los que se habla se conviertan en reliquias paganas basta que hayan estado en contacto con un diosecillo menor. Si se trata de la diosa por excelencia de la fascinación mezclada a la fragilidad, de aquella cuya mirada promete el paraíso, podemos calificar a su imagen torácica como la radiografía santa:

La radiografia di Marilyn Monroe

reli1

Las prendas por mí mal halladas de Bunbury en un café zaragozano.












clip_image001

Marilyn entre militares.

domingo, 18 de abril de 2010

Sgt. Orna bate el record de apnea en el lago soledad. Te lo puedes leer en diez minutos, diez horas o acordarte de él cada vez que te zambullas.

Este próximo lunes, a las 20:00, en la Fnac de Plaza de España, Antón Castro, el inquilino más activo del poliedro cultural zaragozano, presenta El monstruo del lago soledad, el nuevo libro de José Orna:

orna_03

Orna, José, El monstruo del lago soledad, Zaragoza, Latas de cartón, 2010.

120 páginas, 17 euros






Se trata de la narración, ilustrada con recortes casi todos nuevos, de una zambullida en los paroxismos de la soledad, pero no de la soledad querida ni siquiera de la soledad a la que acabas resignándote, sino de la soledad con la que uno se da de bofetadas, de esa en la que te precipitas a través de un agujero negro, como el de Alicia:

A veces,/Sin saber por qué/ se abre un gran agujero/ en el que no puedo evitar caer/ La caída es rápida/de esas en las que sientes que el corazón ya no está en su sitio/Y allí estoy yo de nuevo/sumergiéndome en las aguas del lago Soledad.

Tres recortes para ilustrar las variadas situaciones propicias al resbalón y otros tres recortes para ilustrar el viajecito hacia el fondo del infierno, sin casi tiempo de coger aire y apretarte las narices. Todo tan deprisa que se diría que el buceador solitario tiene el subconsciente en carne viva, como casi todos, y que basta una chuche amarga para tumbarlo. Después, en el submundo, Orna se recrea en variantes del estado doliente, al servicio de unas abundantes ilustraciones que se mantienen en un tono medio alto de calidad, entre síntomas físicos, psicológicos y mediopensionistas. Lástima que a veces no se note casi que son sus recortes, porque las fotos impiden apreciar el lado artesanal del trabajo, su pericia con el cutter .

Yo conocí a un terapeuta que me dejaba llegar hasta la sima de los distintos lagos negros que visitaba a menudo. Decía que son cosas que a veces pasan, aunque las frecuencia de mis saisons dans le enfer empezaba a preocuparle. Después insistía en que había que rebotar hacia arriba inmediatamente, hacía la alegría. Ja, ja, tenía que haberle dicho yo o haberle leído el cuento de Orna para que supiera más de la amplia y variada gama de estados densos o delicuescentes que sufre quien no quiere eso, estar así, pero es incapaz de evitarlo. Vamos a llamarlo así, eso, estar así, para que nadie lo confunda con la soledad sobre la que que habla Rousseau ni con misantropías ilustradas, con singles voluntarios o con estados maduros del alma. Estar en el lago tiene más que ver con aliens interiores, con facetas de uno mismo de difícil digestión y peor olor. Aunque, para qué nos vamos a engañar, con los años, cuando uno comprende que debe convivir con ellos y hasta darles de comer para que no te devoren, también acepta que los monstruos tienen su punto de interés, un punto en el que Orna no se ha parado, por cierto.

Pero todo pasa y José de nuevo lo ilustra con primor. Tras la inmersión sin bombonas de oxigeno, se sale a la superficie entumecido, con restos de melancolía entre los dientes al principio, pero con unas progresivas ganas de quedar con alguien, de hacer fotos, escribir entradas en el blog, pensar en futuros talleres. También esto lo ilustra el libro. Hasta que al gato sin sombra le de por nublarnos la mirada otra vez.

Me permito invitar a esta presentación, en nombre de la Lonely hearts club band, a quien goce de un corazón propicio a las caídas, para que disfrute con las ilustraciones expuestas viendo volar tímidamente a Orna entre cenizas volcánicas con un brillante cutter en ristre detrás del dragón.

Más información.


Distintos momentos de la consecución del record en apnea por parte del atleta zaragozano Orna:

orna_05

Cayendo y cayendo/hasta que no encuentro más aire/Y el pecho me dueleorna_07

Sino monstruos que me asustan.

orna_06

Allí le doy la espalda al mundo y a mí mismo.

orna_08

Desaparecen los monstruos