adiós

sábado, 28 de noviembre de 2009

Rincón de los escaparates (2). Lección de baile.

No es exactamente en un escaparate, sino en la puerta de lo que parece un taller . Ahí es donde este artista anónimo, dotado de gusto y técnica, ha dejado una hermosa lección de baile.bailarín

viernes, 27 de noviembre de 2009

Rincón de las versiones (12). Hozando en el kitsch. Con el gusto y el corazón partíos. Venditti y Bertín, tanto monta monta tanto, o casi.

Utilizo el término kitsch en el sentido de que la canción me resulta de muy dudoso gusto, casi diría de  empalagosa vulgaridad y, al tiempo, pretenciosa. También, en el sentido de que sobreutiliza  elementos de tradición culta recontextualizados en un dulzón cocktail vulgarizante.

Corría el año 1980 y algo. Yo vivía en Italia con un modesto sueldo. Había comprado un radiocasete y escuchaba las emisoras radiofórmula, en concreto un programa parecido a los cuarenta principales. De repente, oí una melodía que agradó a mi mal gusto musical, se me pegó y no había manera de que me soltara. La canción era mala, fea y sentimental, pero yo me recreaba en mi degradación, porque había leído aquella famosa cita de Proust: “Su lugar, nulo en la historia del arte, es inmenso en la historia sentimental de la sociedad. El respeto, por no decir la devoción, hacia la mala música no es solo una forma de lo que se podría llamar caridad o escepticismo del gusto, sino que también significa conciencia de su importancia social. Cuántas melodías sin ningún valor para el artista son las confidentes que escogen los enamorados…”. Moralmente, las consideraciones de Proust me aliviaban, pero creo que, aún sin ellas, habría llevado por doquier la canción aquel invierno como una bufanda de falso cachemir en torno al cuello. Entre sus virtudes, además, estaba la de poder ser interpretada fácilmente con un sesgo procaz, que es al que me agarraba cuando ya había agotado todos sus escasos matices. Para confirmar mi interpretación, he buscado en youtube y he encontrado al cabo de pocos minutos un par de versiones de elevado tono procaz. No doy los enlaces, porque no debo, pero el lector interesado, si es que de verdad lo está, no tardará mucho en encontrar las páginas.

La letra habla de la necesidad que tiene alguien de encontrar un amigo para sofocar el dolor que le ha producido un desengaño amoroso. Se trata de mucho desengaño y además muy amoroso, al menos por cómo lo presenta la voz cantante. Dan ganas de decirle, “anda ya”, que tú no sabes nada de amor, porque si no fuera así, no solo no serías capaz de olvidar, sino que nisiquiera querrías desprenderte del dolor de tu herida. Supongo que para que el oyente se crea más la intensidad del sentimiento han escogido un amigo como pañuelo de lágrimas ideal. Si hubieran optado por una amiga, la cosa habría podido parecer cercana a la teoría de “un clavo quita otro clavo”, que es exactamente lo que transmite la versión de Bertín, donde el añorado amigo necesario se ha convertido en una amiga. Comprueben ustedes mismos:

Y es que seguramente, al adaptarla, alguien se dio cuenta de una ligera aunque posible lectura homoerótica (homosexualidad reactiva por desilusión, que diría algún noble psicólogo asesor de programas del corazón) y prefirió que no quedaran dudas al respecto. Del tono de desesperación humanamente cursi de la versión italiana hemos pasado al síndrome “sacatuminao”, en términos protoalmodovarianos.

Hete aquí el original de Venditti. Por cierto, quizá uno de los orígenes de “co” esté en cómo pronuncia la sílaba  ”-co”, verdadero leit motive de la canción:

Stare insieme a te
è stata una partita
va bene hai vinto tu,
e tutto il resto è vita
ma se penso che l'amore
è darsi tutto dal profondo
in questa nostra storia sono io che vado a fondo. Ci vorrebbe un amico
per poterti dimenticare, ci vorrebbe un amico per dimenticare il male
ci vorrebbe un amico qui per sempre al mio fianco
ci vorrebbe un amico nel dolore e nel rimpianto
Amore amore illogico, amore disperato
lo vedi sto piangendo ma io ti ho perdonato
E se amor che a nullo amato amore amore mio perdona
in questa notte fredda mi basta una parola. Ci vorrebbe un amico
per poterti dimenticare, ci vorrebbe un amico per dimenticare il male
ci vorrebbe un amico qui per sempre al mio fianco
ci vorrebbe un amico nel dolore e nel rimpianto
Ci vorrebbe un amico per poterti dimenticare
ci vorrebbe un amico per dimenticare tutto il male
Ci vorrebbe un amico qui per sempre al mio fianco
ci vorrebbe un amico nel dolore e nel rimpianto
Vivere con te è stata una partita
il gioco è stato duro comunque sia finita
ma sarà la notte magica o forse l'emozione
io mi ritrovo solo davanti al tuo portone. Ci vorrebbe un amico
per poterti dimenticare ci vorrebbe un amico per dimenticare il male
ci vorrebbe un amico qui per sempre al mio fianco
ci vorrebbe un amico nel dolore e nel rimpianto (bis y hasta tris)

El Dante sonriente de pies de barro en los baldosines del baño que se ve en el video se explica por la presencia parcial en el texto de la canción de  un verso suyo (en rojo en la transcripción) perteneciente al Canto V del Infierno, quizá el más conocido de toda la obra. Describe un infierno de enamorados que no pueden parar quietos, porque el cierzo de la pasión les arrastra constantemente. Así, hasta la eternidad, por haber pecado. El verso original reza Amor, ch´a nullo amato amar perdona (Amor, que a nadie amado amar perdona, en traducción de Ángel Crespo). Durante muchos años, en las escuelas italianas este entero canto se aprendía de memoria. Supongo que los usos habrán cambiado. Las referencias al texto en la gran tradición poética son innumerables. Me vienen a la cabeza Elliot y Pound, dos de sus ínclitos lectores, fascistón donde los haya el segundo de ellos, por muy otra parte. En el canto se encuentra una de las grandes aliteraciones del canon occidental: la bocca mi baciò tutto tremante (la boca me besó todo anhelante, A. Crespo), tan frecuente en los manuales italianos como el  un no sé qué que quedan balbuciendo castellano. El tono kitsch queda, así suavizado, en la medida en la que este canto del Infierno se ha popularizado. Pero el kitsch de los baldosines es de máxima intensidad. Y este punto vuelve a llevarme al fondo de la cuestión, mi gusto escindido, uno de cuyos ramales va hacia lo hortera, una querencia  que tan pronto asumo y celebro como repudio. Invito a quien comparta esta indefinición mía a un pequeño ritual, consistente en cantar mañana, que es domingo 28 de noviembre de 2009, esta canción Karaokada, gracias al siguiente video. Será una entrada triunfal en el armario del delicioso mal gusto:

“El pueblo, la  burguesía, el ejercito, la aristocracia (…) tiene los mismos invisibles mensajeros para el amor, los mismos queridos confidentes, los malos músicos… Un cuaderno de malas canciones debe conmovernos como un cementerio o una aldea. Qué importa que las casas carezcan de estilo, que las tumbas estén cubiertas de inscripciones y adornos de pésimo gusto. De ese polvo, para una imaginación lo suficientemente respetuosa como para silenciar por un instante sus prejuicios estéticos, puede surgir todavía una nube de almas que llevan aún en la boca el verde sueño que les hacía intuir el otro mundo y gozar o sufrir en este” (M. Proust)

Mancha que limpia. Concurso de micronar(raciones) “El langostino del Ebro”. Bases. Extended version.

BANDO EN EL QUE SE CONVOCA EL PRIMER CONCURSO DE MICRONARRACIONES DE LA E.O.I., 1 DE ZARAGOZA

“El Langostino del Ebro”

Por el presente bando se convoca el Primer Concurso Local de Micronar(raciones) de la Escuela de Idiomas 1 de Zara(goza) (PCLMEOI1Z). Cuenta con el apoyo de las siguientes instituciones: La Alta Delegación de Alumnos (ADA), que se ocupará de buena parte de su (di)gestión, la Coqueta Biblioteca (CB), que atenderá a la promoción y logística del proceso y, por último, en calidad de me(cenas), el Distinguido Departamento de Actividades Complementarias y Extraescolares (DDACE). Todos ellos se sienten enormemente honrados por su participación.

Las micronar(raciones) deberán tener un mínimo de 3 líneas y un máximo de 15 y estar escritas a ordenador en tamaño 12. Tendrá conside(ración) de línea completa aquella que haya sido empezada, aunque no hubiere sido concluida en su totalidad.

Podrán concursar quienes que estén matriculados como alumnos oficiales en el presente Curso Escolar, 2009/2010 y también todas aquellas personas que estén en posesión de algún Diploma expedido por la E.O.I., 1 de Zaragoza que acredite haber a(probado) un ciclo completo de estudios, ya sea del plan de estudios actualmente en vigor como de planes de estudios extinguidos.

Se establecen seis premios, correspondientes a cada uno de los idiomas que se imparten en nuestro centro; a saber: inglés, francés, ruso, español para extranjeros, alemán e italiano. Cada alumno o ex alumno solo podrá participar en los idio(mas) en los que esté matriculado actualmente o en aquellos en relación a los cuales posea la titulación antes citada. Las micronar(raciones) deberán estar escritas en el idioma objeto del concurso y junto con ellas tendrá que incluirse una traducción al español que figurará a renglón seguido bajo el epígrafe “Traducción”. Lo establecido con respecto a la extensión de la micronar(ración) no afectará al texto de la traducción . En el caso de los alumnos de Español para extranjeros, el texto de la micronar(ración) deberá estar escrito en español y traducido a la lengua materna del concursante. Cada uno de los seis premios consistirá en un cheque regalo de la FNAC (Zaragoza. Plaza de España) por un valor de 30 euros. Cada concursante podrá presentar el número de micronar(raciones) que desee, según lo dispuesto anteriormente.

Las micronar(raciones) se remitirán por correo electrónico a cualquiera de las siguientes direcciones electrónicas:

salaactividades@gmail.com

actividades.eoi1z@gmail.com

biblioteca.eoi1z@gmail.com

En ellas deberán constar los datos personales del concursante (nombre y apellidos, dirección y teléfono) así como su nú(mero) de matrícula en el idioma o idiomas en los que concursa. Las micronar(raciones) también podrán ser depositadas im(presas), con las mismas características y datos, en un buzón que a tal efecto será colocado en la Biblioteca. Si se trata de micronar(raciones) remitidas por ex alumnos, al remitente, en caso de que resulte premiado, podrá exigírsele la presentación del original del titulo en su poder.

Una vez recibidos, los texto serán publicados en los siguientes Blogs:

salaactividades.blogspot.com

holdontightmarie.blogspot.com

La Biblioteca creará un espacio en que se irán exponiendo las micronar(raciones) de forma que puedan ser leídas en la sala.

El plazo para la presentación de los originales comenzará el próximo 30 de noviembre de 2009 y finalizará en 15 de enero de 2010. Durante los quince días siguientes a su conclusión, es decir, del 15 al 30 de enero de 2010, se procederá a la votación de las micronar(raciones). Cada alumno matriculado en la escuela en el presente curso escolar 2009/2010 podrá emitir un máximo de tres votos por idioma, equivalentes a un total de 18 votos. No está permitido destinar más de un voto a cada una de las micronar(raciones). Por dificultades de gestión, quedan excluidos del derecho a voto los alumnos que no estén actualmente matriculados en la escuela, salvo aquellos que hayan presentado alguna micronar(ración) a concurso. Los votos deberán ser remitidos a las direcciones de correo electrónico antes citadas y en ellos deberá constar el autor de la micronar(ración) junto con el idioma a cuyo concurso se presenta. También podrán ser depositados en un buzón que se colocará en la biblioteca. En caso de que se desee votar una micronar(ración) de un autor que haya presentado varias a concurso, además de lo indicado, deberán figurar las cinco primeras palabras de la micronar(ración).

Una vez concluido el proceso de votación, mediante anuncio público a través de los citados blogs y la exposición de carteles en el hall y biblioteca de la Escuela, se hará saber el día y hora del acto de entrega de premios.

Cualquier incumplimiento del reglamento supondrá la anulación de las micronar(raciones) presentadas a concurso o, en su caso, de los votos emitidos.

En el improbable caso de que las micronar(raciones) en alguno de los seis idiomas del concurso no recibieran ningún voto los organizadores podrán optar por conceder ellos el premio al relato que estimen oportuno o bien declarar desierto el premio.

Va de suyo que si no se presentan narraciones a concurso en algún idioma no habrá premio, pero el importe correspondiente se añadirá proporcionalmente a los premios de los otros idiomas.

Por último, cada una de las micronar(raciones) deberá, inexcusablemente, empezar por las siguientes palabras: “El langostino…”, para los relatos en español; “La grosse crevette…”, si los relatos son en francés; “The prawn…”, si los relatos son en inglés; “Die Garnele…”, si los relatos son en alemán; “Il gamberone…”, si son en italiano; y “креветка…” , si son en ruso.

martes, 24 de noviembre de 2009

Rincón del baile (3). Moretti, a little bit off, speciale, quasi scemo, not really crazy but…, particolare, off centered, not really troubled but…, verso pazzo ma non ancora, may be whimsical, según Jennifer Beals. Parodia estructuralista.

Sin perder de vista al recientemente fallecido Levi-Strauss, una categoría pertinente para definir la caracterología humana, además de esas parejas funcionales de contrarios que oponen a los que a media mañana se toman una caña con tapa a los que se comen una manzana con pañuelo de papel, los usuarios de mondadientes a los de la seda dental, los que reciben y disfrutan de los powerpoints a los que no podemos soportarlos o los practicantes del lavado de manos tras la micción a los que se limitan a hacerlo en caso de alta suciedad, una categoría muy productiva de significados establece la oposición entre los que bailan y aquellos que miran a los que bailan o miran al suelo, aunque esta última habría que definirla como alomorfa de la precedente, por cuanto sus rasgo distintivo no la opone a la de los que no miran, con quienes comparten el verdadero rasgo distintivo, que, desde luego, es -bailarín. Es verdad que hay una serie de características secundarias, como la tendencia al estrabismo, a la onicofagia,  la forma oblonga del torso, así como sus correlatos morales, que se asocian al carácter - bailarín, de la misma manera que otras, que ahorro al lector, se asocian mejor, como ciertas collocations lingüísticas, al carácter +bailarín. En el caso que nos ocupa, Moretti, autor en buena parte de su filmografía de obras de un declarado onanismo irónico, pertenece, no por configuración física, sino por devoción, a la categoría de los –bailarines subsección +pero me gustaría.

La siguente secuencia es prueba de ellos:

(Enlace con subtítulos, pero peor imagen: http://www.youtube.com/watch?v=MZvNHBsJUcc)

Me gusta mucho esa sensación de espejismo urbano que produce la isla de bailarines entregados al merengue. Otro estudioso francés, el historiador Legoff, dedicó páginas memorables a la oposición yermo/selva y esta visión que sufre Moretti tiene algo en común con las alucinaciones/tentaciones que sufrían los caballeros del ciclo artúrico durante su quête. Al final de su periplo Moretti motorizado encuentra a su dama de forma inesperada, al igual que los caballeros caballerizados, la heroína de Flash dance, la película que dice recordar con placer. Pero no se lo cree ni él. Los intentos de definición de la caracterología de Moretti que hace Jennifer son memorables. Vaya damisela sans presque merci.

Rincón de los escaparates (1). Tienda de muebles de niño. El cuarto de concentración.

Hay dos maneras de convertir un espacio doméstico en acogedor. Las dos, sin embargo, llevadas al paroxismo, hacen de la casa un infierno. Me refiero al orden y al desorden. El grado óptimo es cosa de cada uno. El desorden en el que se mueve mi hija, a mí, que para mi mujer soy desordenado, me parece extremo. Pero, hay tanta distancia entre mi opinión sobre mi hija y la opinión de mi mujer sobre esa misma hija que, aunque los dos nos decantamos por definirla como desordenada, no podemos decir que pensemos exactamente lo mismo. La opinión de mi mujer sobre el desorden de mi hija hay que medirla en magnitudes siderales, de esas que solo entienden los astrónomos. Para mi, es solo un desorden de años, pero no de años luz. 
A su vez, mi hija tiene mi desorden por orden, aunque e veces me concede el beneficio de la duda, sobre todo en cuestión de ropa puesta encima de la silla, pero, por lo general, me desprecia como si fuera un representante de armarios a medida. 
Entre mi mujer y yo, el grado de desacuerdo en el que nos movemos en relación al orden es notable. A veces, acabo de poner las cosas en su sitio cuando me dice, “a ver si pones las cosas en su sitio”. La disculpo pensando en que llevaban tanto tiempo fuera de lugar que quizá ella había creído que el anterior era su lugar de siempre. En este intercambio de funciones y papeles noto que nos ocurre lo que Maradona decía del Madrid y el Barça, que cuando uno está bien es porque le ha quitado bienestar al otro y viceversa. Si ella ordena un espacio compartido, es a expensas mías, alterando mi orden y perjudicando mi salud. Y si, por ventura, una mañana de invierno, a mí me da por ordenar, resulta que como lo óptimo -porque, cuando me pongo, me pongo de verdad- es enemigo de lo bueno, acabo cagándola, pidiendo una amplia reforma de la casa o una nueva distribución de espacios.  En fin, que, como decía Villaespesa, cada cosa es del color del cristal con que se mira. ¡Ni les cuento si mi abuela levantara un poco la cabeza, ella que cambiaba milimétricamente los cubiertos sobre la mesa dos o tres veces antes de comer!
En lo que creo que la mayoría de ustedes y yo estaríamos de acuerdo es que este escaparate de una tienda chachi de muebles representa lo menos indicado que se pueda pensar para evocar la habitación de una niña, y hasta de un niño. Parece  una cárcel infantil de lujo, la habitación de un maniaco, el equivalente en cuestión de dormitorios a esos cuerpos de gimnasio que no descuidan un músculo. Y me pregunto, si esto es un orden excesivo, de esos en los que resulta inimaginable el olor a pedo, cuál sería su equivalente en desorden. Me vienen a la cabeza imágenes de la habitación de mi hija, pero como ella se cree ordenada y, por otro lado, mi mujer le atribuye un desorden mil veces superior al que le atribuyo yo, entro en crisis y prefiero no decir nada, no vaya a empeorar el orden de las cosas.


muebles

domingo, 22 de noviembre de 2009

Ultima hora. El Muro de Berlín, que no es lo mismo que el Bulo de Merlín.

Se confirma la hora y el día de la conferencia de Rosa M. Artal. Será el próximo jueves, día 26 de noviembre, a las 18´30. El  horario de la expo de fotos es de 11 a 13 h. y de 16 a 20, los días 23 al 26 de nov. Se encuentra en el Salón de actos de la Escuela.

Os recuerdo que este mismo blog, tres o cuatro entradas precipicio adelante, tenéis más información al respecto. También está en este enlace: http://www.salaactividades.blogspot.com/

El Rincón de las versiones (12). Susceptibles, hipersensibles, sensibleros y sensitivos. La dura vida de los hombres invisibles. Killing me softly…

Esta canción cuenta una experiencia relativamente común entre las personas transparentes,  que no huecas. No es lo mismo, os lo dice uno que sabe del tema. A  muchos, la invisibilidad les llega con la alopecia, a otros con la prominencia abdominal o la seborrea escamosa, las arrugas en los ojos, en la comisura de la boca, que un tiempo fue piel de tambor. Todas estas cosillas deberían hacer que uno llamara la atención, aunque solo fuera la de los niños. Pero, no, te hacen translúcido. De nada vale vestirse juvenilmente, con camisitas de marca y colorines, ni ponerse fundas de la Cartuja de Sevilla en los paletos, o pantalones relativamente ajustados, sujetadores de balcón, se trata de un proceso irreversible y cuanto más denodadamente se lucha contra él, como en el caso de  Tita, Berlusconi o Bono, más cantan las medidas paliativas que se adoptan. Dime cuántos pelos te has trasplantado, cuántos surcos has reasfaltado y te diré lo viejo que te sientes, hasta qué punto tu mirada medio distraída, aquella que enamoraba, te delata ante la policía de la brigada del tiempo. Y eso, si es que por un azar consigo reparar en ti, que tengo mucho que hacer hoy que es fiesta. El único consuelo es que algunos han sido majicos, ni siquiera monos, solo de bebés.

La prota de la canción añade a la transparencia un síntoma que se asocia frecuentemente a ella, la lágrima fácil ante cualquier referencia que pueda interpretarse en clave personal. Como dice una amiga mía “tú te lo tomas todo personal” ; y es que , en efecto, cuando se ha alcanzado cierto grado de sufrimiento boleril o uno se hace más sabio o necesita muchos clinex para salir de copas. Atisbos de verdad amenazan con reflejos cegadores e insoportables, comentarios de blog te trepanan la costra, arrepentimientos traicioneros te asaltan mientras tomas un champiñón a la plancha después de una ballenita picante, dudas y más dudas que no se disuelven en un mar de café irlandés. Quizá la única solución sería exponerse al mercado  puro y duro de los sentimientos, cotizar en su bolsa de valores, fuera del ibex,  luchar contra la vergüenza entre la masa hambrienta, atreverse a frecuentar esos locales que acogen a separados, divorciados, nunca emparejados, colgadores tardíos de hábitos, con deseo de divertirse el sábado sabadete, a ver qué pasa, a ver si al oír a una joven cantante en medio del barullo su voz nos mata de deliquio, de infarto, o de hipidos. Lo más importante es que sea joven y con voz de némesis.

Por cierto, el otro día vi en una pared cómo tuve yo mi cabecita de los 40 hasta los 40 y tantosss. La luz del fondo fue lo que salvó.

cerebro a los cuarentaMagnífica la versión de R. Flack, quizá demasiado larga, pero admirable su manera de ensimismarse y pasar del micro. Además, la encuentro de una belleza inconmensurable, la belleza mulata.

Struming my pain with his fingers
Singing my life with his words
killing me softy with his song
killing me softly with his song
telling my whole life
with his words, killing me softly with his song. I felt all flushed with fever, embarrassed by the crowd. I felt he found my letter, and read each one out loud I prayed that he would finish but he just kept right on. Struming my pain with his fingers, singing my life with his words killing me softy with his song, killing me softly with his song, telling my whole life with his words,  killing me softly with his song. He sang as if he knew me in all my darkest fair and then he looked right through me as if i wasn't there and he just kept on singing, singing clear and strong. Struming my pain with his fingers, singing my life with his words, killing me softy with his song, killing me softly with his song, telling my whole life with his words, killing me softly. Ohooooooh oh…oooooooh...lalalala…oh…, la aaaaah… la ah… aaaaah. He was struming my pain with his fingers, singing my life with his words killing me softy with his song, killing me softly with his song
telling my whole life with his words, killing me softly with his song…
He was struming my pain, he was singing my life
killing me softy with his song, killing me softly with his song
telling my whole life with his words, killing me softly
he was strumming my pain with fingers ,  singing my life with his words, killing me softly with his song, killing me softly with his song telling my whole life with his words, killing me softly with his song, killing me softly, softly.

Traducido al español en la red reza así de mal:

RASGUEANDO MI DOLOR CON SUS DEDOS, CANTANDO MI VIDA CON SUS PALABRAS, MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN,
MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN, CONTANDO TODA MI VIDA CON SUS PALABRAS, MATÁNDOME SUAVEMENTE, CON SU CANCIÓN. ESCUCHÉ QUE CANTABA UNA BUENA CANCIÓN.
ESCUCHÉ QUE TENÍA UN ESTILO. Y ENTONCES VINE A VERLO,
PARA ESCUCHAR UN RATO. Y ALLÍ ESTABA ÉL, ESTE JOVEN,
UN EXTRAÑO PARA MIS OJOS. RASGANDO MI DOLOR CON SUS DEDOS, CANTANDO MI VIDA CON SUS PALABRAS,
MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN, MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN, CONTANDO TODA MI VIDA CON SUS PALABRAS, MATÁNDOME SUAVEMENTE, CON SU CANCIÓN.
ME SENTÍ TODA SONROJADA CON FIEBRE, AVERGONZADA POR EL PÚBLICO. SENTÍ QUE ÉL ENCONTRÓ MIS CARTAS, Y LEYÓ CADA UNA DE ELLAS EN VOZ ALTA. ROGUÉ PARA QUE TERMINE, PERO ÉL SÓLO SEGUÍA.RASGANDO MI DOLOR CON SUS DEDOS, CANTANDO MI VIDA CON SUS PALABRAS, MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN. MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN, CONTANDO TODA MI VIDA CON SUS PALABRAS, MATÁNDOME SUAVEMENTE, CON SU CANCIÓN. CANTABA COMO SI ME CONOCIERA EN TODAS MIS PENURIAS. Y LUEGO MIRÓ JUSTO A TRAVÉS MÍO
COMO SI YO NO ESTUVIERA ALLÍ. Y SIMPLEMENTE SIGUIÓ CANTANDO, CANTANDO CLARO Y FUERTE. RASGANDO MI DOLOR CON SUS DEDOS, CANTANDO MI VIDA CON SUS PALABRAS,
MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN, MATÁNDOME SUAVEMENTE CON SU CANCIÓN, CONTANDO TODA MI VIDA CON SUS PALABRAS, MATÁNDOME SUAVEMENTE, CON SU CANCIÓN.

Lo peor que le puede pasar a un cantante es que digan de él que canta otro tipo de canción muy bien. Es lo que he oído decir de Pitingo, que es un fenómeno del flamenco. De que es un pedazo fenómeno no cabe duda. Y tampoco de su apoyo a la alianza de civilizaciones:

En el texto en español y en la versión de Pitingo aparece una parte del texto que también se encuentra en la letra en inglés que he encontrado en internet, pero no aparece en la versión de R.Flack. Es este pequeño trozo:

I heard he sang a good song
I heard he had a style
and so i came to see
and listen for a while
and there he was this young boy
a stranger to my eyes.

El Rincón de las fotos (8). In medio stat virtus. Me voy palbacete.

Madrid, Puerta del Sol. El oso sin madroños.oso

Zaragoza.  Cuatro esquinitas tiene mi puente, cuatro machotes que me la guardan.

leon